Huesca La subdelegada del Gobierno en Huesca aboga por "modernizar" la Constitución "sin perder la esencia de la unidad"

La subdelegada del Gobierno en Huesca aboga por "modernizar" la Constitución "sin perder la esencia de la unidad"

En el acto institucional del 40 aniversario de la Constitución, subdelegada del Gobierno en Huesca, Isabel Blasco, ha reivindicado los valores de unidad de la Carta Magna y los logros sociales que ha propiciado. También ha subrayado la necesidad de "modernizarla" para afrontar los retos actuales y los "nuevos riesgos internos y externos".

La subdelegada del Gobierno en Huesca, Isabel Blasco, durante el acto del 40 aniversario de la Constitución
La subdelegada del Gobierno en Huesca, Isabel Blasco, durante el acto del 40 aniversario de la Constitución

Huesca.- La subdelegada del Gobierno en Huesca, Isabel Blasco, ha abogado este lunes por “modernizar" la Constitución para afrontar los retos actuales y los “nuevos riesgos internos y externos” que surgen en “un mundo cambiante”, pero ha insistido en que los cambios que se planteen deben ser “en beneficio de la mayoría” y “sin que pierda la esencia de la unidad, de la participación y del compromiso”. La representante del Ejecutivo central en la provincia se ha referido a este asunto en el acto institucional organizado por la Subdelegación para conmemorar el 40 aniversario de la Constitución Española.

En su discurso, Blasco ha recordado que la ratificación popular de la Carta Magna, de la que este jueves, 6 de diciembre, se cumplen cuatro décadas, supuso “dejar atrás una época oscura para mirar al frente”, con un “deseo tozudo e incansable" de conseguir derechos hasta entonces no garantizados, algunos de los cuales ha enumerado. 

Entre ellos, ha citado la abolición de la pena de muerte, la libertad ideológica, la libertad de expresión y de reunión pacífica, la prohibición de la censura previa, o el derecho a la educación y a la huelga.

La subdelegada también ha rememorado las ansias que en aquel momento tenían los españoles de “dejar atrás una sociedad antigua y excluyente y evolucionar hacia unos parámetros culturales integradores y europeos". 

En este sentido, ha destacado los logros sociales conseguidos en estos años, como la consolidación de la educación pública, del sistema sanitario y los servicios sociales o de las pensiones públicas, que “deben volver a ser para toda la ciudadanía” y garantizar las premisas que recoge la Constitución: “suficientes, adecuadas y periódicamente actualizadas”. Para ello, ha subrayado la necesidad de “reeditar” el “diálogo social y el acuerdo político que conseguimos en el Pacto de Toledo”, como “garantía de justicia y cohesión social”.

Isabel Blasco se ha referido igualmente a los retos surgidos desde la aprobación de la Constitución, entre los que ha destacado los problemas de la infancia y la juventud, la pobreza y la exclusión, las dificultades que plantea el incremento de la esperanza de vida y la posición “actual y futura de la mujer”, en relación a “su libertad sexual, su acceso al mercado laboral y su visibilidad en los poderes del Estado”.

Redefinir el estado del bienestar

Ha apelado a “aprovechar la salida de la crisis para redefinir el Estado del bienestar” y “adaptarse a un mundo cambiante en el que han surgido nuevos riesgos internos y externos”. “La Constitución de 1978 no debe ser un caparazón con el que debamos vivir perpetuamente –ha afirmado- sino que, al igual que ocurrió en las dos ocasiones anteriores (las reformas de 1992 y 2011), los cambios que puedan introducirse sean en beneficio de la mayoría”.

A este respecto, ha reivindicado la necesidad de “promover los sistemas que aseguren que todos los españoles, vivan donde vivan, en el medio rural o en la ciudad, puedan acceder a los mismos servicios básicos, con el mismo nivel y la misma calidad de vida”.

Tras el discurso de la subdelegada, se han lanzado “vivas” a la Constitución y a España y se ha escuchado el himno nacional. 

A esta conmemoración han asistido numerosas autoridades civiles, judiciales, militares y religiosas, entre las que se encontraban el alcalde de Huesca, Luis Felipe; la vicepresidenta de la Diputación Provincial, Elisa Sancho; el delegado territorial del Gobierno de Aragón en la provincia, José Luis Abad, y el subprefecto de Oloron-Saint Marie, Christophe Pecate. También ha habido representación de colectivos empresariales, sindicales y sociales del Alto Aragón. Todos ellos han compartido un “austero" vino tras el acto institucional.

Puertas abiertas y actos con discapacitados este martes

Mañana martes, continúan las actividades de la Subdelegación del Gobierno en Huesca para conmemorar el 40 aniversario de la Constitución. En el mismo Salón del Trono donde se ha celebrado el acto solemne de este lunes, miembros de la Coordinadora de Asociaciones de Personas con Discapacidad, Cadis, participarán en una lectura adaptada de los artículos de la Carta Magna. Además, la Subdelegación abrirá sus puertas a todos los ciudadanos para que conozcan los servicios que presta y el propio edificio donde se ubica, en la plaza de Cervantes.