Cultura Las letras aragonesas se visten de largo con la entrega de sus cuatro premios

Las letras aragonesas se visten de largo con la entrega de sus cuatro premios

Este miércoles ha tenido lugar el acto de entrega de los cuatro premios literarios en la gran fiesta de las letras aragonesas. María Pilar Benítez Marco ha ganado el Premio Miguel Labordeta, Francisco Javier Uriz por su trayectoria profesional, Chesús Aranda el Premio Arnal Cavero y Marta Momblant Rivas el Premio Guillem Nicolau.

Foto de familia de los premiados
Foto de familia de los premiados

Zaragoza.- Las letras aragonesas se han vestido este miércoles de fiesta en el acto de entrega de los cuatro premios literarios, que se ha celebrado en el IAACC Pablo Serrano de Zaragoza y que ha servido para rendir homenaje a los autores más destacados del año en la Comunidad. En concreto, María Pilar Benítez Marco (Premio Miguel Labordeta), Francisco Javier Uriz (Premio Trayectoria Profesional en el Sector del Libro de Aragón), Chesús Aranda (Premio Arnal Cavero) –recientemente fallecido, han recogido el premio sus hijos- y Marta Momblant Ribas (Premio Guillem Nicolau).

La consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, ha entregado los reconocimientos acompañada del director general de Cultura y Patrimonio, Nacho Escuín. Allí, ha felicitado a los premiados, ha agradecido a los patrocinadores (Fontecabras y Publimax) su apoyo y ha recordado el esfuerzo del Gobierno de Aragón por la cultura, que se traduce en la multiplicación hasta por diez de las ayudas y en un impulso decidido al sector del libro.

Benítez Marco ha logrado los 3.000 euros con los que estaba dotado el premio por "la innovación formal, la experimentación lingüística y su capacidad para iluminar antológicamente un atrevido conjunto poético". Sobre Francisco Javier Uriz ha destacado "la excelencia a la hora de conectar dos literaturas entre sí, la española y la sueca, reflejada en las numerosas traducciones realizadas en ambas lenguas, por tender puentes culturales entre las mismas, y por su promoción de la traducción y de la Casa del Traductor de Tarazona", haciéndole merecedor de un premio también dotado con 3.000 euros.

Sobre Chesús Aranda, con su obra en prosa "Simién dUmanistas", ha destacado que se trata "de una novela donde el autor recrea de forma cercana y fresca la sociedad de los años 60 a través de la mirada de un muchacho seminarista cuya evolución vital corre paralela los cambios de su tiempo”. En este caso, la DGA ha recuperado el premio de 3.000 euros tras ser retirado por parte del pasado Ejecutivo.

Y por último, Marta Momblant Rivas, escritora barcelonesa con raíces en Beceite y que es la ganadora del premio literario en catalán con su obra "Arbàgel. Un revolt de lamor", otorgado por unanimidad por el jurado por sus "altos valores literarios".

Aragón ha recuperado su presencia en los principales foros nacionales (Liber) y proyecta a los autores aragoneses en ferias como la de Guadalajara (México) o Miami (EEUU). “Vivimos una edad de oro de las letras aragonesas y el Gobierno de Aragón trabaja para que el talento sea conocido y reconocido. Hemos recuperado presencia en ferias, promovido la cultura en las aulas con el programa Enseñarte y multiplicado las ayudas”, ha destacado Mayte Pérez. 

   
Foto de familia de los premiados