Política Adif licita las obras para reducir los tiempos de viaje en la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto

Adif licita las obras para reducir los tiempos de viaje en la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto

Adif ha licitado el contrato de obras para la supresión de cinco limitaciones temporales de velocidad (LTV) en la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto, con un presupuesto de 4.370.772,88 euros. Se aumentarán los parámetros de confort y seguridad de la infraestructura ferroviaria y se reducirán los tiempos de viaje.

Se destinará un presupuesto superior a los cuatro millones de euros
Se destinará un presupuesto superior a los cuatro millones de euros

Zaragoza.- Adif ha licitado el contrato de obras para la supresión de cinco limitaciones temporales de velocidad (LTV) en la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto, con un presupuesto de 4.370.772,88 euros.

Gracias a esta actuación se aumentarán los parámetros de confort y seguridad de la infraestructura ferroviaria y se reducirán los tiempos de viaje, con el consiguiente beneficio tanto para los servicios comerciales de viajeros como para los tráficos de mercancías. 

Esta licitación se inscribe en las actuaciones comprometidas por Adif para garantizar el avance en el cumplimiento del plan de inversiones vigente, para asegurar la competitividad de esta línea como eje estratégico del Corredor Cantábrico-Mediterráneo. 

Este Plan Director, con un horizonte temporal de ejecución hasta 2022/2023, representa una inversión global de 386,6 millones de euros y tiene como objetivo mejorar de forma significativa el estado de la infraestructura actual para permitir seguir potenciando este tramo del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, especialmente para el tráfico de mercancías, facilitando las conexiones ferroportuarias y con centros logísticos en este eje ferroviario estratégico de gran importancia al discurrir por territorios que representan el 21% del PIB del Estado. 

Una vez completadas las actuaciones, este plan permitirá a la línea disponer de una mayor capacidad de tráficos, reducir de forma sustancial los tiempos de viaje tanto para los viajeros como para las mercancías, una mejor competitividad de los servicios de carga, un incremento de la velocidad máxima de circulación, un aumento de la eficiencia en el transporte, la incorporación de trenes eléctricos, mejores parámetros de seguridad, fiabilidad y confort, la reducción de las incidencias y convertirla en plenamente interoperable con los corredores Atlántico y Mediterráneo.

Tratamiento de cinco terraplenes 

Las obras para la supresión de las cinco LTV consistirán en la adecuación y acondicionamiento de cinco terraplenes situados en el tramo Caminreal-Zaragoza.

Los tres primeros están situados en la provincia de Teruel, concretamente entre los puntos kilométricos 11,700 y 12,200 (Navarrete del Río); 17,100 y 17,300 y 18,800 y 20,200 (estos dos últimos entre Lechago y Cuencabuena). 

Los otros dos están ubicados en la provincia de Zaragoza, en concreto entre los kilómetros 86,200 y 86,400 y entre los 87,700 y 88,000, ambos entre Longares y Arañales de Muel. 

Los trabajos, que se ejecutarán durante el próximo año, tienen un plazo de ejecución estimado de 3 meses. 

Las principales operaciones técnicas consistirán en la renovación total o parcial de la estructura de los materiales, la ejecución de refuerzos con pilotes y sistemas drenantes, la colocación de geomallas de protección, entre otras. Además, se prevé un ligero desplazamiento de la vía en una longitud de 180 metros, entre los puntos kilométricos 20,000 y 20,180.