Zaragoza Una charla en un centro cívico con las madres de los condenados por las agresiones de Alsasua desata de nuevo la polémica

Una charla en un centro cívico con las madres de los condenados por las agresiones de Alsasua desata de nuevo la polémica

Nuevo debate sobre la cesión de equipamientos municipales para charlas con contenidos ideológicos. En este caso Partido Popular y Ciudadanos critican que en un centro cívico se vaya a celebrar este sábado una charla con las madres de los condenados por las agresiones a los guardias civiles y sus parejas en Alsasua.

Cartel oficial de la convocatoria
Cartel oficial de la convocatoria

Zaragoza.- La Asamblea Aragonesa para la Democracia y la Soberanía, Rasmia, ha convocado este sábado una charla con las madres de los condenados por las agresiones a los guardias civiles y sus parejas en Alsasua. Una charla que se celebrará en el Centro Cívico Río Ebro y ni Ciudadanos ni el Partido Popular consideran oportuno que tenga lugar en un equipamiento público. Tanto el Partido Popular como Ciudadanos cuestionan que el reglamento de centros cívicos permita este tipo de charlas.

Y es que el artículo 14.2 del Reglamento de Centros Cívicos establece que "no serán usuarios de centros cívicos las entidades, colectivos o asociaciones que, aún estando legalmente constituidas, promuevan en su ideario o con sus actividades comportamientos contrarios a los valores constitucionales y a la Declaración de Derechos Humanos".

Zaragoza, ha insistido la concejal del PP Patricia Cavero, "no puede ser, una vez más, por mano del alcalde Pedro Santisteve, refugio de violentos, cauce y voz de comunicación de valores contrarios a nuestra Constitución". Por ello, Cavero pedirá este jueves a la consejera Elena Giner que aplique el reglamento y "anule la cesión del centro cívico a esta asamblea".

Según Cavero, el alcalde "ha confundido otra vez los intereses generales y los valores que se defienden siempre en esta ciudad por sus habitantes, con sus intereses particulares" y lo ha hecho, ha agregado, "olvidando lo que a todos nos une, que son los valores constitucionales". El alcalde, ha sentenciado la edil del PP, "se ha vuelto a poner de lado de quienes no respetan la ley" y eso es "inadmisible para Zaragoza y los zaragozanos".

Por su parte, la portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, Sara Fernández, ha calificado de “vergonzosa” esta cesión porque considera que la charla tiene como objetivo “blanquear a los condenados por la agresión a guardias civiles y sus parejas en Alsasua”. La formación naranja cree que es "intolerable" la "manga ancha y la barra libre" que hay por parte de ZeC "para sus afines", ha denunciado Fernández.

Por ello, el Grupo Municipal de Ciudadanos ha pedido al alcalde que elabore un informe técnico que analice si la cesión de este espacio puede vulnerar el reglamento de centros cívicos municipales, sobre todo aquellos puntos relacionados con la denegación de espacios por ir en contra de valores constitucionales o generar alarma social.