aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Miércoles, 17 de octubre de 2018
Sucesos

10/10/2018

Investigados por abandonar cuatro cachorros de perro en un saco cubierto de piedras

El Seprona investiga a dos personas por un presunto delito de maltrato animal. Uno de los investigados introdujo cuatro cachorros de perro en un saco, los cubrió de piedras y los depositó en un camino del término municipal de Malanquilla. Fueron localizados por un vecino y entregados a la Guardia Civil, hallándose uno de ellos fallecido.
Redacción
De los cuatro cachorros, uno fue encontrado sin vida y otro falleció al día siguiente
De los cuatro cachorros, uno fue encontrado sin vida y otro falleció al día siguiente

Zaragoza.- El pasado agosto, un vecino de Malanquilla se personó en dependencias oficiales del Seprona de la Guardia Civil de Calatayud, comunicando que mientras se encontraba corriendo por unos caminos de la población escuchó unos gemidos de animal que provenían del interior de un saco de papel que se hallaba en la orilla y cubierto con piedras. Al abrirlo, encontró a cuatro cachorros de perro, uno de ellos fallecido, por lo que recogió a los animales e hizo entrega de los mismos a los especialistas de Seprona.

Los agentes hicieron entrega de los tres cachorros con vida a una protectora de animales para su cuidado, ya que al ser animales de corta edad, requerían ser alimentados mediante biberón y necesitaban más cuidados que los perros adultos.

La Guardia Civil inició a su vez una investigación realizando gestiones sobre las características del saco en el que fueron hallados los cachorros, ya que se trataba de un envase de semillas certificadas de Centeno Híbrido, que contaban en sus etiquetas con datos sobre la trazabilidad de dicho producto.

Tras el análisis de la información recabada se logró determinar que un agricultor de Malanquilla había sido la única persona que compró semillas de centeno híbrido con el número de lote que constaba en la etiqueta del saco donde se hallaban los cachorros. Además, se comprobó cómo dicha persona poseía tres perros, dos hembras y un macho, que podrían ser los progenitores de los animales abandonados.

A finales del mes de septiembre, el Seprona localizó al propietario de dichos canes, quien informó a los agentes que un familiar suyo había introducido unos perros muertos en el interior de un saco para enterrarlos con posterioridad bajo unas piedras, por lo que los agentes iniciaron las gestiones pertinentes para la localización de esta segunda persona.

Una vez obtenidos los indicios que evidenciaban la implicación de ambas personas en los hechos descritos y tras su toma de manifestación, la Guardia Civil procedió, el día 1 de octubre, a investigar a estos dos varones, vecinos de Malanquilla, por un presunto delito de maltrato animal.

La Guardia Civil ha destacado que de los cuatro cachorros abandonados en el interior del saco, uno de ellos fue hallado fallecido y otro murió al día siguiente de su recogida por la Asociación protectora de animales.

2
comentarios
  • 2|Marta dijo
    O endurecen más las penas tanto penales como monetarias o vamos a seguir igual. Los que no acaben muertos acabarán en las protectoras que están las pobres hasta los topes.
  • 1|Antonio dijo
    Pues abandonar al desalmado que ha hecho eso dentro de un saco cubierto de piedras, no digo yo que no estaría mal.
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
José R. Garitagoitia

José R. Garitagoitia

40 años de una elección que cambió Europa

Con la elección de Karol Wojtyla, el 16 de octubre de 1978, las naciones al otro lado del telón de acero cobraron una importancia especial. El primer papa eslavo de la historia aceleró la transformación de la Europa surgida tras la II Guerra Mundial, y culminó con el fin de la guerra fría.