aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Lunes, 15 de octubre de 2018
Teruel

10/10/2018

La Audiencia de Teruel absuelve a Francis Franco de los delitos por lo que había sido condenado

La Audiencia Provincial de Teruel ha absuelto a Francisco Franco Martínez–Bordiú de los delitos de atentado contra la autoridad, conducción temeraria y daños. Entiende que no se practicó prueba de cargo suficiente como para desvirtuar la presunción de inocencia y que la identificación y el reconocimiento realizados no fueron concluyentes.
Redacción
Los magistrados de la Audiencia Provincial no comparten los hechos tal y como aparecen recogidos en la sentencia del juzgado
Los magistrados de la Audiencia Provincial no comparten los hechos tal y como aparecen recogidos en la sentencia del juzgado

Zaragoza.- La Audiencia Provincial de Teruel ha absuelto a Francisco Franco Martínez–Bordiú de los delitos por los que había sido condenado en primera instancia por el juzgado de lo Penal de Teruel. La sentencia cuenta con un voto particular, dictado por el magistrado Fermín Hernández Gironella, y se ha comunicado a las partes este miércoles.

El juzgado de lo Penal de Teruel condenó a Franco Martínez–Bordiú a la pena de 18 meses de prisión por un delito de atentado contra la autoridad, 12 meses de prisión por un delito de conducción temeraria y a 12 meses de multa por el delito de daños por los hechos ocurridos el 30 de abril de 2012 en CN-234 (Sagunto-Burgos). Hecha pública la sentencia, Francisco Franco recurrió ante la Audiencia Provincial de Teruel quien ahora dicta su absolución.

Los magistrados de la Audiencia Provincial no comparten los hechos tal y como aparecen recogidos en la sentencia dictada por el juzgado de lo Penal de Teruel al consideran que no se practicó "prueba de cargo suficiente" capaz de debilitar el principio constitucional de presunción de inocencia y capaz de sustentar la condena impuesta al ahora apelante (Franco Martínez–Bordiú). 

En esencia, argumentan que no hubo reconocimiento ni identificación por el perjudicado que intervino en los hechos, pues su declaración "no resulta en modo alguno concluyente". Entienden, sumando a ello el análisis detallado del resto de elementos probatorios tomados en consideración por la sentencia, a los que no otorga el valor indiciario, que en la sentencia recurrida "el día de autos, Francisco de Asis Franco Martínez- Bordiu no tuvo participación alguna en dicho incidente pues no se encontraba en las localidades referidas, sino en Madrid donde había regresado desde la finca de Aranda del Moncayo, el día anterior, para realizar gestiones personales pendientes al día siguiente".

Es en este punto donde el magistrado Fermín Hernández Gironella, hace su voto parcialmente discrepante limitado en los "hechos probados" y en los fundamentos de derecho, al hecho de afirmarse y razonarse que se hallaba el recurrente en Madrid en el momento de los hechos, si bien compartiendo que no se hallaba en las localidades referidas.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Antonio Coscollar Santaliestra

Antonio Coscollar Santaliestra

Con Sender en el camino

Según Ramón J. Sender, no pasamos de aficionados: la vida es tan corta que no da para más, excepto para los héroes, los santos y los guerreros. Creía Sender que cuantos más años cumplimos, antes nos damos cuenta de que la misión de una buena persona, incluso de un político (porque ambas cosas pueden darse en un mismo espíritu), esa misión, decía, es cumplir con nuestro deber, que es hacer bien nuestro trabajo y no traicionar la palabra dada. Dudaba de que hubiera otro quehacer que tuviera mayor importancia.