aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Domingo, 20 de enero de 2019
Economía

6/1/2019

Una incipiente Economía Circular

Con la entrada al nuevo año la sociedad acorta distancias en su irrefrenable marcha al H2030. En ese viaje, instituciones y estados avivan el debate de las economías alternativas como vías hacia el progreso. En Aragón, la transición acoge ritmo pausado, pero apreciable. Por ahora tan solo el 6% de las empresas practican "medidas verdes".
Lara Escudero Manchado
Tan solo el 6,3% del volumen de negocio de los sectores industriales de Aragón estaría vinculado a la EC
Tan solo el 6,3% del volumen de negocio de los sectores industriales de Aragón estaría vinculado a la EC

Zaragoza.- Con la entrada al nuevo año, la sociedad acorta distancias en su irrefrenable marcha al H2030. En ese viaje, instituciones y estados avivan el debate de la instauración de las economías alternativas como nuevas y únicas vías hacia el progreso y la competitividad social. La llamada Economía Circular (EC) plantea recurrentes conjeturas e hipótesis socioeconómicas, adheridas a los análisis de innumerables expertos en la materia.

El último número de la revista Economía Aragonesa de 2018 referencia un estudio elaborado por un grupo de especialistas de la Universidad de Zaragoza, en el que se exponen datos sobre las perspectivas e impacto de la EC, desde la óptica empresarial autonómica. Como universo de análisis, el estudio estipula dos escenarios: Las empresas o sectores directamente vinculados al modelo circular –reciclado, tratamiento de residuos- además de aquellas ligadas a las mejoras técnicas a favor del medioambiente.

Un impacto territorial pausado 

El estudio plantea una serie de parámetros, objeto de examen, contemplados como aquellas actividades relacionadas con la EC en el marco empresarial. Entre ellas, la disposición de la compañía al reciclaje de residuos, la implementación de modelos renovables en sus instalaciones, el eco-diseño, o la desmaterialización de los distintos procesos. 

Asimismo, se concibe como actividad circular encaminar a la reciclabilidad la tipología del diseño de los productos, o el uso de materias primas secundarias en su producción. En esa línea, se plantea como “eco-medida” la modificación de la fabricación, orientada a la progresiva prolongación de la vida útil de los productos, la multifunción o la revalorización energética de los residuos. 

Tras delimitar los sectores actuantes, el estudio extrae que las empresas del primer subgrupo han aumentado su volumen de actividad de gestión y control medioambiental hasta alcanzar el 1,17% del PIB de la Comunidad. En cuanto a empresas de sectores sensibles (alimentación, manufactura, industria química o papel, logística, servicios, residuos) se observa que del total encuestado (51 empresas), una amplia mayoría (80,39%) realizan alguna actividad relacionada con la EC. 

El estudio tantea los estándares voluntarios de auto-regulación empresarial como pasos de interés a medio plazo
El estudio tantea los estándares voluntarios de auto-regulación empresarial como pasos de interés a medio plazo

Sin embargo, ninguna de ellas lleva a cabo la implantación de la totalidad de parámetros o actividades reflejadas previamente, y tan solo un 7% ponen en práctica varias de manera simultánea. Son cifras que desprenden que la irrupción de los formatos de la Economía Circular sigue siendo lenta, aunque, a grandes rasgos, apreciable. De hecho, bajo el prisma socio-económico, el estudio afirma que tan solo el 6,3% del volumen de negocio de los sectores industriales de Aragón podría considerarse “comprometido con la circularidad”. 

Retos y oportunidades de la EC

En dicha dimensión socioeconómica, la práctica de cualesquiera modalidades ligadas a la EC se consolida con firmeza como vector nuclear de la más vanguardista competitividad. La sociedad en su conjunto es consciente de la necesidad de adoptar modelos “verdes”, cuyos beneficios están abocados a revertirse directa y proporcionalmente en el genoma social. 

Esto es, generar un flujo de acciones saludables –desde la base y en todas sus dimensiones- para advertir a medio plazo sus efectos de carácter tricefálico (social, medioambiental, económico). Sin embargo, agentes sociales defienden que para efectuarse dicho cambio -ese “click” densencadenante del virtuoso efecto mariposa-, las transiciones pendientes han de efectivizarse sin que resulten ser un proceso monolítico aplastante. 

Mientras, la Economía Colaborativa presenta paralelamente retos y oportunidades. Por lo pronto, el estudio tantea los “estándares voluntarios de auto-regulación” como pasos de interés a medio plazo. Es el caso de la promoción de tecnologías neutrales que viabilicen el acceso al mercado de nuevos agentes, o la adaptación de la regulación en matera de residuos para fomentar su valorización. Destaca asimismo la importancia de la colaboración público-privada en la senda de la transición, así como el impulso a las soluciones colaborativas interempresariales. En definitiva, nuevos modelos que ayuden a cerrar el círculo y que ensamblen los sistemas económicos tanto globales como locales, reorientándolos a la construcción de un mundo, por lo menos, algo más equilibrado.  

11
comentarios
  • 11|Lidia dijo
    Mientras haya retos y oportunidades...no todo está perdido.
  • 10|FRAN dijo
    Mas ecología y menos contaminación. Eso hace falta. Brillante repor.
  • 9|Jorge M dijo
    ¿La economía circular es la que da vueltas o cómo? Chiste malo. Lo se. Pero es que son todo eufemismo. Qué pesadez.
  • 8|Pedro dijo
    Es un reportaje demasiado técnico, me cuesta mucho entenderlo.Aun así, creo que he entendido el mensaje principal, nos estamos quedando atrás a la hora de cumplir las medidas para conseguir un planeta más verde.
  • 7|SANDRO dijo
    Me alegra que los medios empiecen cada vez mas a hacerse eco de las noticias relacionadas con la Economía Circular. Es el presente.
  • 6|MANOLO dijo
    Utilzan palabras rarísimas. ¿No es mejor decir economía respetuosa con el medio ambiente y ya? No saben que inventar. Circular. Um ok.
  • 5|Andrés dijo
    Eso es! El flujo de acciones saludables tendría que incrementar...
  • 4|CORAZÓN VERDE dijo
    Menos palabras y mas hechos harían falta. Está muy bien llenarse la boca de lemas bienpensantes, pero lo importante es actuar.
  • 3|ZGZ dijo
    En Aragón no se sbe porque siempre vamos mas retrasados. En todo. Una pena.
  • 2|Andrea dijo
    ¿Tan sólo el 6% de las empresas? Eso tiene que cambiar! Tendrían que ser más las empresas que practicasen medidas verdes...
  • 1|VALENTÍN dijo
    La Economía Circular es clave para garantizar el respeto por el medio ambiente y la protección de nuestro planeta. En España aún vamos un poco retrasados, pero es bueno seguir apostando intensamente por esta estrategia. Interesante artículo.
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Carlos Hué

Carlos Hué

El bajón postnavideño

Durante todos estos días todos hablamos de la cuesta de enero o del bajón post navideño. Vamos a señalar a continuación algunas de las causas que producen este bajón y los remedios que tenemos para abordarlo desde la psicología.

Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
Glanderspitze. Alpes austríacos.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra
Semana Teatral
Por Francisco Javier Aguirre