aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Miércoles, 12 de diciembre de 2018
Sociedad
Itziar Cortés Rodrigo

10/10/2018

José Luis Girón: "La enfermedad mental se asocia a la peligrosidad y no es buena carta de presentación"
El director de Enfermería del Neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Carmen, José Luis Girón, lamenta que la imagen social de la enfermedad mental suele estar asociada a la peligrosidad. Coincidiendo con el Día Internacional por esta causa, apuesta por acabar con este estigma e insiste en la necesidad de dar oportunidades a estas personas.
El Neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Carmen ha organizado esta semana un foro de reflexión sobre la salud mental
El Neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Carmen ha organizado esta semana un foro de reflexión sobre la salud mental

Zaragoza.- José Luis Girón es el director de Enfermería del Neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Carmen donde atienden a 280 pacientes. Girón lamenta que la imagen que la sociedad tiene sobre la enfermedad mental suele estar asociada a la peligrosidad y a la violencia. Un estigma que pesa sobre estos pacientes a la hora de desarrollar su vida. Tanto, que el 80% de las personas que padecen alguna enfermedad mental no tiene trabajo.

Este miércoles, 10 de octubre, se celebra el Día Internacional de la Salud Mental bajo el lema “Educación inclusiva, salud mental positiva”. Girón insiste en la necesidad de contar con el compromiso social para acabar con estos prejuicios, trabajando especialmente desde edades tempranas. Además, el director de Enfermería de Neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Carmen hace un llamamiento a los agentes implicados para aunar fuerzas y luchar juntos para lograr así mejorar el trato hacia los pacientes.

P.- Hoy se celebra el Día Internacional de la Salud Mental. ¿Cuáles son las principales reivindicaciones?
R.- Hablamos de compromisos activos que creemos que podemos adquirir con los agentes involucrados y con la sociedad. El primero y de los más importantes es luchar contra el estigma que tiene la sociedad sobe las personas con enfermedad mental a través de varias iniciativas y acciones tanto en el tratamiento como abordando la parte de la promoción de la salud mental positiva como dice el lema de este año, “Educación inclusiva, salud mental positiva”.

P.- ¿Qué queda por hacer?
R.- Mucho. Tradicionalmente, la imagen social que hay de la enfermedad mental es muy dura. Siempre suele estar asociada a la peligrosidad y a la violencia y para nada es una buena carta de presentación. Creo que lo que queda por hacer es ir generando esa conciencia social de que realmente son personas como otras que padecen una enfermedad. El gran reto es ir sumando fuerzas porque las instituciones que trabajamos en ello solas no podemos. Necesitamos más compromiso de la sociedad para que el estigma no sea el que es. Es importante además trabajarlo desde las edades tempranas. La clave está en los colegios, en poder sensibilizar a los niños porque van a ser las generaciones del futuro y las que podrán o no tener prejuicios sobre la salud mental. Si trabajamos sobre esa base muchos prejuicios actuales se podrán mitigar.

El proyecto Abejar Radio es una radio gestionada por los pacientes del centro
El proyecto Abejar Radio es una radio gestionada por los pacientes del centro

P.- ¿Cómo se consigue educar a los más pequeños?
R.- Nosotros tenemos iniciativas que ya estamos desarrollando, como el proyecto Enroscados, a través del que se utiliza el deporte socioeducativo como una herramienta integradora y de desestigmatización. Con este proyecto, personas que tenemos aquí con nosotros que padecen una enfermedad mental acuden a colegios de Primaria a enseñar balonmano. Así, el niño no lo ve como una persona con una enfermedad mental, sino como una que le está enseñando a practicar el balonmano. De esta forma se va generando otra percepción. Iniciativas como estas son las que hay que potenciar para romper esas barreras.

P.- A nivel laboral, ¿cómo es la situación de los pacientes?
R.- El 80% de las personas que padecen alguna enfermedad mental no tiene trabajo. Desde nuestro punto de vista, el tener trabajo es quizás lo que más rehabilita a una persona. Su situación actual es muy precaria. Cuando van a una entrevista de trabajo no saben muy bien qué hacer. Dudan si decir que tienen una enfermedad mental, que a veces se ponen nerviosos, etc. Si ya de por sí una entrevista puede generar una situación tensa, para una persona así puede ser un momento crítico. Por eso hay que concienciar también a las empresas de que realmente merece la pena, con unos itinerarios laborales bien definidos, apostar por este tipo de contratación más allá de lo que supongan los beneficios fiscales.

P.- ¿Se prepara entonces a estas personas a la hora de acudir a una entrevista de trabajo para afrontar el proceso?
R.- Son programas específicos para formarles en habilidades de comunicación y gestión de las situaciones de estrés porque cuando te enfrentas a la realidad hay momentos de frustración. También se trabaja con ellos la comunicación verbal y no verbal. Pequeñas estrategias con las que se puede conseguir mucho. Además, están los itinerarios prelaborales, habilitados en centros ocupacionales para que vayan adquiriendo habilidades como montajes de equipamientos eléctricos, de juguetería, etc. Es como un paso previo al centro especial de empleo y el mundo laboral.

P.- También trabajan con ellos las relaciones personales. ¿Cómo?
R.- Sí, esto es fundamental. Primero trabajar la autoestima para que se aprendan a querer porque la sensación de fracaso es alta y es que se les ha ido diciendo que no valen para nada. Tienen que aprender a quererse, cuidarse y mimarse. A partir de ahí deben de aprender que no están solos, se aíslan y no quieren relacionarse con nadie. Muchos de los programas se desarrollan de forma grupal y van encaminados a fomentar el desarrollo de las relaciones personales.

P.- El Gobierno de Aragón ha dado varios pasos para avanzar en el tratamiento de la salud mental. ¿Es suficiente? ¿Cómo se encuentra la salud mental en Aragón?
R.- Si hablamos de suficiencia de recursos cualquiera podría decir que sus recursos no son suficientes, ni en educación, ni en infraestructuras… Podríamos estar en la queja sistemática pero nosotros queremos ser activos y pasar a la acción. Se están dando los pasos necesarios para la consolidación de una red autonómica y dar un paso más en la coordinación de todos los dispositivos, que va a repercutir en las personas que necesitan atención para aprovechar mejor los recursos. Me podría quejar pero el objetivo es ponernos a trabajar como hasta ahora para sumar fuerzas.

Girón insiste en la necesidad de contar con el compromiso social para acabar con estos prejuicios
Girón insiste en la necesidad de contar con el compromiso social para acabar con estos prejuicios

P.- Ha liderado las jornadas “¿Qué hacemos con la esquizofrenia? Reflexiones sobre la enfermedad mental en la sociedad actual” organizadas por el Centro Neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Carmen. ¿Qué se ha tratado en ellas?
R.- Debatimos sobre la idea de poder crear un foro permanente sobre reflexión en la esquizofrenia para devolver a la sociedad el conocimiento que vamos adquiriendo con el trabajo con estas personas. Además, queremos desarrollar una línea más en la lucha contra el estigma que se tiene sobre estas personas para que se le escuche.

P.- ¿Cómo se logran estos objetivos?
R.- Tenemos claro se adquiere conocimiento a través de la investigación, pero si se queda dentro y no lo cuentas al mundo nadie puede aprender de lo que tú estás haciendo. Hay que ser abiertos. Y para luchar contra el estigma hay que poner en marcha proyectos para que las personas con trastorno mental grave se integren en la sociedad. Un ejemplo de ellos es el proyecto Abejar Radio, una radio gestionada por los pacientes del centro.