aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Sábado, 20 de octubre de 2018
Política
Raquel Hernández Bernal

10/10/2018

DGA, taxistas y VTC tradicionales buscan juntos cómo evitar que Uber y Cabify lleguen a Aragón
La DGA ha mantenido un "primer contacto" con taxistas y VTC tradicionales para buscar juntos la fórmula que evite la llegada de empresas como Uber y Cabify a la Comunidad. El objetivo es "estar preparados" porque el Real Decreto del Estado obligará a las licencias aragonesas que operen fuera a regresar en cuatro años. De momento son "prudentes" porque todavía debe convalidarse el decreto.
Los VTC tradicionales no creen que Uber y Cabify tengan mercado en Aragón
Los VTC tradicionales no creen que Uber y Cabify tengan mercado en Aragón

Zaragoza.- El consejero de Movilidad, José Luis Soro, se ha reunido este miércoles con el sector del taxi y de los VTC tradicionales para "buscar la fórmula que garantice la coexistencia de ambos en el futuro" de manera tan pacífica como lo es ahora. Además, centra sus objetivos en evitar que compañías como Uber y Cabify, calificadas de "competencia desleal", no lleguen a operar en la Comunidad porque "son una amenaza real para taxis y VTC tradicionales".

En esta "primera toma de contacto" con ambos sectores se ha analizado el Real Decreto que aprobó hace unas semanas el Gobierno de España pero que está pendiente de convalidación. Ante la posibilidad de que su contenido se modifique, Soro considera "prematuro" decidir cómo se va a regular este ámbito en la Comunidad porque "se desconoce el marco regulatorio" estatal. 

Además, Soro ha lamentado que este Real Decreto "no piensa en la realidad de Aragón porque no recoge la coexistencia pacífica entre taxi y VTC en la Comunidad, sino que regula a través de la realidad de Barcelona y Madrid". En este sentido, el Real Decreto daría un plazo de cuatro años a las licencias de VTC aragonesas que operan en otras comunidades a regresar a Aragón, momento en el que Uber y Cabify podrían decidir instalarse en el territorio.

Esto es lo que quiere evitar a toda costa el sector del taxi. El presidente de la Asociación Provincial de AutoTaxi de Zaragoza, Mariano Morón, ha explicado que ahora la Comunidad está "en tiempos de paz" pero ha resaltado la necesidad de ser "previsores" porque si llegan en cuatro años "hay que contar con herramientas suficientes para limitar su actividad" si invaden competencias.

Desde el taxi le han exigido a Soro en la reunión que no se permita la contratación inmediata de los VTC, que se controle la web de los servicios que realizan y que los vehículos tengan también la obligación de ser eficientes ecológicamente. Morón ha aceptado dar un "impasse" para que se convalide el Real Decreto, pero ha advertido de que "si queda tal cual se empezará a trabajar para ver cómo pueden operar en la Comunidad".

En representación del sector de los VTC, el gerente de Turismos Quílez, Alfredo Quílez, ha reconocido que Uber y Cabify son una amenaza para su sector porque son empresas "que nacieron contaminadas". Por ello, piden que se tenga "en consideración" a las empresas que, como la suya, llevan trabajando muchos años en Aragón de manera legal.

Aragón cuenta actualmente con 166 licencias de VTC, por lo que la proporción es de una licencia por cada 13 taxis, ya que durante la Expo de 2008 se amplió la proporción. Gracias a una orden de 2015, Soro volvió a establecer una licencia de VTC por cada 30 taxis, por lo que ya no pueden otorgarse más licencias. El problema está con las 90 que fueron solicitadas en el periodo de liberalización del sector, porque si se otorgan la proporcionalidad bajaría a un permiso de VTC por cada nueve taxis.