La ilustración kawaii se caracteriza por personajes muy expresivos de formas muy redondeadas y simplificadas, cabezas muy grandes, una paleta de color reducida y en la que cualquier elemento inanimado puede cobrar vida. Esta muestra está realizada por pequeños artista de entre 5 y 14 años. Aunque su estética en principio pueda parecer infantil, en Japón es utilizada en múltiples situaciones, tales como publicidad, transportes o publicaciones gubernamentales.

NOTICIAS DESTACADAS