La muestra recoge casi una treintena de obras de Enrique González que mira los ojos a algunos de los pintores más reconocidos de todos los tiempos.

La posición de Enrique González es defender la pintura y retomar lo mejor de ella, recuperar su dimensión poética y metafórica, su capacidad de ilusionarnos y enamorarnos, de vibrar de nuevo con la buena pintura. El artista defiende por tanto el cuadro como objeto, como un elemento que se aleja de la realidad actual de un mundo hiperconectado.

La entrada es libre, en horario de 11.00 a 14.00 horas y de 18.00 a 21.00 horas de martes a sábado. Los domingos solo se podrá visitar en horario de mañana, mientras que los lunes permanecerá cerrada.

 

 

LO MÁS VISTO