Sentaro dirige una pequeña pasteleria que sirve dorayakis (pastelitos rellenos de salsa de judías rojas y dulces llamada “an”). Cuando una anciana, Tokue, se ofrece a ayudarle en su cocina, él accede de mala gana. Pero Tokue demostrará tener magia en las manos cuando se trata de hacer “an”. Gracias a su receta secreta, el pequeño negocio comienza a florecer. Con el paso del tiempo, Sentaro y Tokue abrirán sus corazones el uno al otro para revelar viejas heridas.

Indispensable lección de vida para la película más dulce, modesta y accesible de Naomi Kawase, quien indagando en el complejo funcionamiento de esta sociedad, pacientemente nos lleva a comprender mejor la esencia de nuestra existencia.

Naomi Kawase. 2015. Japón. VOSE. 113 min.

LO MÁS VISTO