Los de Fisac consiguieron llevar la iniciativa pero nunca una renta suficiente como para despegarse en el marcador

La primera victoria de la temporada para Casademont Zaragoza se escapó del Príncipe Felipe por pequeños detalles en el último cuarto. El equipo rojillo mejoró sus prestaciones en el reestreno de Fisac en el banquillo, pero no fue suficiente para lograr el triunfo. Pese a remontar un -11 en el inicio del tercer cuarto y llegar a ponerse por delante, dos fallos groseros en los últimos ataques decantaron la balanza a favor del Fuenlabrada y mantienen a Casademont sin victorias en cinco partidos.

El conjunto aragonés salió a por todas desde el primer cuarto. Nada más lejos de un arranque frío con juego fluido y multiplicándose en defensa los de Fisac lo estaban poniendo todo sobre la pista del Príncipe Felipe para contrarrestar a un Fuenlabrada que llegaba con la moral por las nubes tras lograr su primera victoria. Sin embargo, a los rojillos les lastraba la falta de acierto, mientras que los madrileños, a base de segundas opciones fueron abriendo una pequeña brecha que paró Fisac con su primer tiempo muerto pasando del 8-14 al 13-16 con el que se llegó al segundo cuarto.

Javi García seguía imprimiendo ritmo y Aday Mara anotaba para que la reacción del Casademont llevase tinte aragonés y es que el Fuenlabrada había conseguido una ventaja de 9 puntos (15-24). Seguía faltando el acierto que premiase el buen juego local pero, a base de coraje y buena defensa, el Casademont lograba equilibrar la lucha en el rebote y con un triple desde el centro del campo de Howard Sant-Roos, que se fue con 9 puntos al descanso, el partido seguía abierto (34-40).

Pero las cosas se pusieron peor. Hasta 13 puntos por debajo y la «Marea Roja» dijo «hasta aquí», apretando hasta llevar al equipo a su máximo defensivo. Se empezó a encontrar el camino al aro, paso a paso, ladrillo a ladrillo, construyendo el puente hacia una remontada que Yusta, en un vuelo sin motor, culminaba con un mate de concurso. Un parcial de 17 a 3 daba la vuelta al marcador a pesar de que cada ataque fuenlabreño finalizaba en tiros libres.

De vuelta en el partido las alternativas en el marcador fueron una constante. Los de Fisac consiguieron llevar la iniciativa pero nunca una renta suficiente como para despegarse en el marcador. Con todo por decidir Hannah logró cinco puntos consecutivos y, a continuación, un robo de balón de Novak a Yusta acabaron por darle el triunfo a los visitantes.

LO MÁS VISTO