Yusta conduce contra el Real Madrid
La llegada de Fisac ha dado aire al Casademont. Foto: Basket Zaragoza

Dos victorias lo cambian todo, tanto la posición en la clasificación como el estado anímico del equipo. Así lo ha demostrado Santi Yusta, que ha puesto voz al vestuario del Casademont Zaragoza y ya aspira a algo más que la permanencia. “Está muy apretado todo, los equipos grandes también pierden y tenemos que aprovechar eso. Vienen partidos más asequibles, hay que aprovechar y ganarlos y ponernos a la media-alta de la tabla”, ha declarado.

A la vista está que con Porfirio Fisac se ha visto otra cosa diferente, lo que Yusta ha achacado a “algo más mental, más de actitud”. Hasta ahora se encontraban “un poco cabizbajos con tanta derrota seguida”, pero el nuevo coach “ayudó a cambiar el chip y la mentalidad” para que pudiesen venirse más arriba. Se vio contra el Real Madrid y contra el Betis, logrando dos excelentes resultados.

En eso ha insistido Yusta en sus declaraciones, alegando que la cabeza lo es todo. A la vista está su escaso nivel en triples el año pasado y al comienzo de temporada por su capacidad desde el cambio. Lo mismo sucedía con Jessup, que no lo conseguía en sus primeros duelos; nada que ver con su estado actual. Es evidente que Fisac “ha cambiado la mentalidad” y espera que siga así “todo el año”.

Esta tesitura invita al optimismo y en lo personal también se encuentra “cómodo” al tener “más confianza”. Ve claramente que va mejorando, tiene “más confianza” y eso se nota en la cancha. Ahora bien, es consciente de que “siempre se puede crecer y mejorar un poco más”, y a eso mira el jugador del Casademont Zaragoza. Es importante para alcanzar esa zona tranquila, y más teniendo en cuenta la sensación de que se puede ganar “a cualquiera”.

PARTIDO ANTE BILBAO

Para medir la reacción del Casademont Zaragoza será interesante el partido que les enfrenta al Bilbao Basket en el Príncipe Felipe. Con cuatro victorias y cuatro derrotas se encuentran en la mitad de la tabla, y el triunfo aragonés les acercaría a solo una de ellos. Jugar en casa “es una buena motivación” y se debe “intentar ganar y ponerse arriba”.

NOTICIAS DESTACADAS