Partido Unicaja - Casademont
El equipo cayó fulminado. Foto: Mariano Pozo

Desde la llegada de Porfirio Fisac al Casademont Zaragoza, ha insistido en la importancia de saber sufrir para agarrarse a los partidos, en defensa para estar en disposición de aprovechar los buenos momentos, competir al nivel de exigencia de la Liga Endesa. Y en el último duelo, en el Martín Carpena, ante Unicaja de Málaga, faltó sufrimiento. Sin esa capacidad, no se puede defender a uno de los conjuntos más en forma de la liga y de buena parte del continente. 104-78 fue el resultado final este sábado, cuando ambos conjuntos se enfrentaron en tierras andaluzas.

Los zaragozanos sólo aguantaron el primer cuarto gracias a la inspiración ofensiva de un Wright que celebraba su debut como titular firmando 9 puntos 5 asistencias a las primeras de cambio más que ilusionantes. Pero los de Ibón Navarro tienes argumentos de sobra para el tipo de partido que se quiera plantear. Si se iba por el camino del acierto los 17 puntos de Carter se clavaban hondos como un cuchillo.

La defensa te sostiene en el partido siempre, independientemente del acierto. Al Casademont le faltó ese punto aguerrido de otras tardes y, en cuanto se nubló el acierto, los malagueños se fueron en el marcador. 28 puntos en el segundo periodo, demasiadas concesiones para un equipo al que le basta un milímetro de ventaja para castigarte.

SEGUNDA MITAD

El tercer cuarto comenzó ya muy cuesta arriba para los de Fisac que, a pesar de las dificultades, negaron su rendición. Los aragoneses se llevaron el cuarto demostrando que pueden competir con cualquiera, pero en el último acto no consiguieron mantener el nivel y los andaluces volvieron a instalarse entorno a los 20 puntos de ventaja.

Hace falta más defensa, más capacidad de sufrimiento y más continuidad a la hora de seguir el plan establecido. El próximo sábado, cita ineludible para la «Marea Roja» a las 20.45 horas. Partido vital ante Granada en el pabellón Príncipe Felipe en el que los de Fisac seguro que son capaces de mostrar su mejor versión.

LO MÁS VISTO