Marc Gasol, en el partido contra el Casademont
Marc Gasol era la principal referencia del Girona. Foto: @CasademontZGZ

Tras un comienzo terrible ante el Básquet Girona, el Casademont Zaragoza logró remontar, pero terminó cayendo por 78-69. No pudo contra los locales en un partido al que le perdió el pulso en el primer cuarto, pero que con rasmia consiguió igualar e, incluso, ponerse por delante. Sin embargo, terminó cayendo tras haber remado. Pagó caro el mal inicio y perdió una oportunidad de oro ante un rival directo.

Saltaba el Casademont Zaragoza a la cancha con ganas de despegar de una vez por todas. Jovic, Sant-Roos, Yusta, Radoncic y Hlinason eran los elegidos para el quinteto inicial de un enfrentamiento que había que vencer. Un nombre se podía destacar de Básquet Girona, y era imponente, el de Marc Gasol. El presidente jugador, partía de inicio con el cuadro catalán en un duelo trascendente también para ellos.

Lo cierto es que el cuadro de Porfirio Fisac se llevó un tremendo bofetón nada más comenzar que nadie se esperaba. Con un parcial de 9-0, el Casademont Zaragoza parecía que se iba del partido cuando apenas habían transcurrido tres minutos. Había que comenzar ya remontando en un inicio terrible del cuadro aragonés. Esa fue la tónica de todo el primer cuarto, porque las canastas en contra se fueron sucediendo hasta terminar los primeros 10 minutos 21-8.

Había que espabilar en el segundo, porque de seguir así, la distancia al descanso, además de ridícula, sería insalvable. Sin embargo, pasaba el tiempo y, aunque se terminaba recortando, había que meter más tijera al cuadro rival. Estos se ponían 14 arriba, y era Jessup quien parecía que podía tirar del carro acertando desde la línea de tres. Al descanso, el Casademont Zaragoza lograba bajar algo la distancia, dejándola en 11 con el 38-27 pero sin sensaciones positivas. La vuelta marcaría todo.

SEGUNDA MITAD

Saltaba mejor el cuadro zaragozano, reduciendo a siete la diferencia antes del primer tiempo muerto tras un parcial de 0-4 al salir. Sin embargo, dos triples consecutivos volvían a dar vida al Básquet Girona cuando se alcanzaba la mitad del tercer asalto. Ahora bien, no daba por perdido el partido el Casademont Zaragoza, a pesar de una antideportiva dudosa a Jessup. También anotaban de tres, por medio de Simanic, dejando a cuatro la distancia. Finalmente, 52-47 a falta del último cuarto.

Empate a 52 que luego fue a 54 en el estadio catalán con nueve minutos por delante. El cuadro de Fisac lograba comenzar un partido nuevo de menos de un cuarto. Simanic lograba por primera vez dar ventaja a los maños. Pero el Girona no lo iba a poner nada fácil. De hecho, lograban reponerse y volver a irse. Aun así, siempre peleaban los de Fisac. Y eso les llevaba a no perder nunca a cara del partido.

Sin embargo, terminó cayendo el Casademont Zaragoza por 78-69. Una pena, porque había logrado lo más difícil: remontar un partido que se le puso cuesta arriba desde el primer cuarto. Los aragoneses ya piensan en lograr la heroica de vencer al Barcelona para coger un nuevo impulso y alejarse de los puestos de descenso.

LO MÁS VISTO