Cantero dirige un partido
Cantero quiere vencer sin presión ante Araski. Foto: Casademont Zaragoza

La brillante temporada del Casademont femenino necesita algo de pausa. El entrenador del equipo, Carlos Cantero, así lo ha transmitido, porque cree en su plantilla, pero llama a la tranquilidad de sus jugadoras. “Nos estamos autopresionando demasiado y eso no nos está permitiendo sacar el juego bonito que queremos hacer. Nos merecemos esa calma”, ha diagnosticado el coach. La próxima parada es en casa ante Araski.

Si hay algo que ha estado presente en gran parte de la comparecencia del entrenador, eso ha sido la presión. “Es una situación nueva estar tan arriba, también para mí, y nos generamos presiones. Estamos en un ambiente que somos los mejores y todo el mundo piensa que va a perder contra Zaragoza de 20. Eso hay que saber gestionarlo positivamente”, ha asegurado. Lo cierto es que le está costando hacerlo. Por tanto, ha reflexionado, “no por hacer un mal partido el siguiente lo va a ser y no hay que darle vueltas”.

Llega un momento para ganar, donde si se consigue, “abres una brecha más grande”. Y Cantero pretende acogerlo sin ansiedad. “Intento transmitir tranquilidad y que estén calmadas”, ha aseverado. El equipo llega bien, “haciendo buenos entrenamientos y con un descanso más largo”. El coach pone la vista en Lublin y reconoce que se centra más en la Eurocup que en la competición regular, pero queriendo “seguir ganando y no perder las posiciones de cabeza”. Físicamente llegan bien y las jugadoras están preparadas.

PACIENCIA COMO REMEDIO

La temporada es muy larga y todavía queda camino por recorrer. El que ya se ha hecho, ha sido a buen ritmo y con buenas sensaciones, pero “esto es muy largo y acaba de empezar la segunda vuelta”. De regreso al tema de la presión, Cantero pide al Casademont calma porque “un tropiezo se puede solucionar”. “Lo mejor es la tranquilidad. Necesitamos paciencia y centrarnos en nuestras normas”, ha planteado. En eso tiene él puestas sus preocupaciones.

En la segunda vuelta, el Casademont cuenta con más partidos en casa, y en virtud de lo acontecido este año en el Felipe, puede ser una buena noticia. Se nota el apoyo de la grada, porque “afecta positivamente y eso es mucho mejor”. El cuadro femenino quiere vencer de nuevo y seguir su imponente temporada en las alturas.

LO MÁS VISTO