ZEC, aplicando la Ley de Memoria Histórica, ha tomado la decisión de sustituir el nombre de varias calles de Zaragoza. Una, dedicada al alcalde de la transición Miguel Merino (1976-79), y otras dos, a los alcaldes de la época franquista, Juan José Rivas (1939-41) y Mariano Horno (1970-76).

Tres pequeñas calles de las que casi nadie oye hablar. Sin embargo, curiosamente se dejan en la cartera a otros alcaldes franquistas que también tienen calles en nuestra ciudad, como las avenidas de Francisco Caballero (1941-46), Gómez Laguna (1954-66) o Césareo Alierta (1966-70).

Parece que ZEC ha decidido que el tamaño importa y que sí que se puede cambiar el nombre a calles poco conocidas pero no a las que todos conocemos. Recordando a la novela “Rebelión en la Granja”, “todos somos iguales, pero algunos somos más iguales que otros”.

Juan Cajal Pérez

LO MÁS VISTO