En la esquina de la avenida de San José con la de Cesáreo Alierta, se ha pintado de verde la tapia que cierra el solar existente. Su puerta metálica de acceso tenía en su dintel una inscripción en la que se leía claramente Colegio Montemolín Agustín Gericó.

Desde la Asociación Vecinal Larrinaga Montemolín pedimos hace varias semanas, verbalmente y por correo, ante ambas Juntas de Distrito en la que está dividido el barrio, que se mantuviera esa referencia histórica (por ejemplo, guardando ese dintel) y ubicarlo, de ser posible, en un monolito al efecto que se alzara dando constancia de que el barrio de Montemolín existe, como ya hemos recordado varias veces, desde hace más de 150 años, con antigüedad sobrada y participación en la historia de la ciudad más contundente que la de los propios barrios de los que se tomaron los nombres para apellidar los distritos arriba mencionados.

Curiosamente (?), a escasos metros de ahí, sobre el andador cercano, el verano pasado se inauguró un recuerdo llamativo de la antigua Quinta de San José, como remembranza del pasado agropecuario del barrio con dicho nombre que contiene precisamente el antiguo dintel de entrada a la quinta. Hagamos también recuerdo de que ese nombre proviene del convento-colegio-cuartel de San José, ubicado en su momento en el barrio de Montemolín.

Está visto que nos han hecho oídos sordos y ojos ciegos. Seguiremos reivindicándonos, ¡qué remedio!

José Antonio Prades. AV Larrinaga Montemolín

LO MÁS VISTO