Hace unos años alguien me comentó que había una propuesta para integrar unos pueblos del Maestrazgo en un proyecto de renovables, para instalar una docena de molinos de viento que generarían electricidad; no le di yo mucha importancia, tengo que decir que hasta me pareció bien que el Maestrazgo pudiese generar su propia electricidad, pues el petróleo está ya en fase de extinción. La noticia ahí quedó… pero sin más.

Pasan los años y de repente me levanto una mañana con la noticia de que en el Maestrazgo van a instalar una cantidad ingente de aerogeneradores, un anuncio que parecía surrealista, ¿cómo puede ser eso verdad?, no tiene ningún sentido, no pueden cargarse una Comarca como el Maestrazgo dentro de la red natura 2000, un espacio natural que generación tras generación han protegido y cuidado, que solo los fenómenos meteorológicos lo han alterado.

Yo soy de Fortanete, he nacido en mi pueblo y en él me he criado. Para mí, no hay pueblo más bonico ni mejor que Fortanete, es por eso por lo que desde que me enteré de la barbaridad que pretenden construir tengo un sentimiento de rabia, incredulidad, preocupación, inquietud… que llega a despertarme en mitad de la noche como una pesadilla de la que hay que despertar.

¿Como pueden rodear todas las montañas de mi pueblo de molinos, que el silencio de la noche vaya a desaparecer, que al amanecer solo veas grandes moles a derecha e izquierda de Peñacerrada, que vayas por el GR de caminata y te encuentres pistas por todas partes que solo llevan a un lugar?

Siempre he estado orgullosa cuando hablo de mi pueblo, de comentar que allí nunca estás sola para tomarte un café, con cualquier persona que haya en el bar puedes entablar una conversación amena, entretenida, te eches unas risas…, tristemente eso también se lo han llevado por delante los aerogeneradores.

Ahora estamos los raros que no queremos que los pongan, que llevamos luchando para que no se pongan desde el primer día. Y están los que les parece bien, que te dicen que igual es bueno para el pueblo. Luego está el pleno del Ayuntamiento, que en el caso de Fortanete está a favor: son dos concejales y el alcalde. Eran cinco, los dos restantes se fueron. Uno por salud y el otro por enfermedad. Y se supone que ellos hablan en nombre de todo el pueblo, así son las leyes…

Yo me pregunto todos los días, si tan difícil hubiese sido informar desde el primer día de lo que el Clúster Maestrazgo suponía para Fortanete. Convocar a todos los vecinos y explicarles todo el proyecto que llevaba idea de desarrollar Forestalia en nuestro término municipal, que todos sus vecinos viesen donde iban ubicados los molinos, lo que ello suponía en hormigón, pistas, tala de pinos, fuentes, paisaje, ruido que generan…, el beneficio y los perjuicios que eso supondría para Fortanete y la Comarca, y que entonces fuesen esos vecinos junto con su Ayuntamiento los que tomasen la decisión una vez bien informados. Porque el Ayuntamiento debe trabajar por y para el pueblo.

Hubiese sido más fácil para todos.

María Villar Buj

LO MÁS VISTO