Este sector suma más de 2.000 trabajadores, 900 de ellos en la provincia de Zaragoza

El Gobierno de Aragón ha decidido incluir a los trabajadores de la ayuda a domicilio como grupo de riesgo que recibirá la vacuna contra la Covid-19. Será el tercer colectivo que comenzará a inmunizarse, junto a grandes dependientes y mayores de 80 años, una vez que termine la administración de las segundas dosis en residencias y las primeras en los sanitarios de la Atención Primaria y Especializada.

Así, según ha explicado la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, el pasado 11 de enero se solicitó a las entidades locales y empresas el listado de trabajadores de estos servicios y que acepten recibir la vacuna, tal y como se hizo anteriormente con las residencias. “Están trabajando también con personas muy sensibles y vulnerables a las que tenemos que proteger”, ha señalado.

En un principio, este colectivo no estaba incluido en esta tercera fase. De hecho, los sindicatos urgieron al Ejecutivo a la vacunación de estos profesionales, que suman más de 2.000 trabajadores, 900 de ellos en la provincia de Zaragoza. “Cada una de ellas puede tener asignados varios usuarios e incluso ocuparse hasta de 15 diferentes, llegando a atender a más de 10.000 personas mayores, lo que evidencia la importancia de ser consideradas personal prioritario en la vacunación por Covid”, urgieron desde UGT.

A su vez, la consejera ha insistido en que la vacuna es “segura”, tal y como “estamos viendo en todas las residencias”, donde, afirma, “no ha habido ningún efecto secundario”. En concreto, más de 22.000 trabajadores y usuarios de centros residenciales han recibido ya la primera dosis, y en 200 de ellos se está administrando ya la segunda, vislumbrando ya la “luz al final del túnel” en esta carrera contra la pandemia.

LO MÁS VISTO