"Don Gil de Olmedo es sueño" llega al Teatro del Mercado del 19 al 23 de enero.

Cuando la Celestina es coctelera y Segismundo libre: el Siglo de Oro llega al Teatro del Mercado

La Celestina fabrica cócteles de amor en un bar de carretera a las 3 de la mañana cuando de pronto entra el Segismundo de Calderón de la Barca que ya no vive en prisión, pues se ha escapado, y el Caballero de Olmedo que resulta que no estaba muerto. Doña Juana también para allí, en ese bar de los 70 en el que hay una máquina de música. Los personajes más ilustres de la literatura del Siglo de Oro español se unen en «Don Gil de Olmedo es sueño», una obra en la que se escucharán versos de Calderón de la Barca o Tirso de Molina a ritmo de música, comedia y sátira y que llega al Teatro del Mercado del 19 al 23 de enero.

«Don Gil de Olmedo es sueño es una obra en la que se explica qué hubiese pasado si esos personajes de los clásicos de la literatura tan brillante del Siglo de Oro se juntasen en un entorno completamente diferente. Una explicación de cómo el destino y las decisiones que tomamos en la vida nos llevan a caminos que parecían imposibles», ha asegurado el actor y director de la obra, Alfonso Palomares.

Una obra del siglo XVIII escrita en el siglo XXI, pero no un mix de esas grandes obras de Lope de Vega o Calderón de la Barca. Lo que pretende Don Gil de Olmedo es sueño, de las compañías Zazurca y Lagarto Lagarto, es acercar los clásicos de la literatura al público general y familiar de manera directa, pero intercalándolo con prosa y verso y canciones típicas españolas. «El público tiene que estar atento si no quiere perderse porque tiene un ritmo muy vertiginoso, hay muchos personajes que salen y entran de escena, es un bar que tiene muchas puertas…», ha asegurado Palomares.

Lope de Vega dijo que una obra de teatro para ser completa requería de comedia y drama y cientos de elementos más que sorprendiesen al público. Y eso es lo que se pretende con este espectáculo en el que el juego del destino está sobre la mesa y se muestra cómo la toma de decisiones, a veces, implica llegar a caminos inimaginables, pero maravillosos. Mezclando el clown con la risa y la música en directo, desde Zazurca y Lagarto Lagarto han «asumido un reto muy grande como es adentrarse en esa literatura tan bella y también compleja como es la del Siglo de Oro», ha reconocido el gerente del Patronato de Artes Escénicas de Zaragoza, José María Turmo.

Así, Doña Juana e Inés de Don Gil de las Calzas Verdes, Segismundo de La vida es sueño, Alonso de El caballero de Olmedo y la popular Celestina enredan sus destinos en los años 70 en una obra que es todo un juego.