El escritor de "Misterios y magia de Aruej", Luis Ferruz, durante la presentación de su libro en el Patio de la Infanta

El novelista e historiador José Luis Corral dice que los historiadores solo escriben una novela mientras que los economistas publican dos libros: uno para contar lo que está pasando y otro para verificar o desmentir por qué ha pasado lo que ha pasado. El economista Luis Ferruz cumple esa teoría y es que a las espaldas de este catedrático de Finanzas de la Universidad de Zaragoza ya hay unos cuantos libros que hablan de economía, números y contabilidad. Pero no solo de eso sabe escribir y es que detrás de esa magia de la economía, que la hay, se encuentra una mucho más volátil, fantástica y apasionada. Esa magia reencarnada en las brujas del siglo XI del Pirineo aragonés que protagonizan su primera novela histórica, «Misterios y magia de Aruej».

Que la presentación de la novela haya sido este lunes no es casual y es que el lunes es el día del matrimonio. Un matrimonio como el de Herminio y Dorotea que se aman por encima de todo. Y que la presentación haya sido en el Patio de la Infanta tampoco lo es pues en este emblemático y bello lugar hay centenares de imágenes que recuerdan a la fantasía y a ese mundo que Ferruz ha creado como un apasionante viaje. «Leer la novela es como viajar por el Pirineo aragonés, sentir que el viento te da en la cara, oler la naturaleza, sentirla, saborear también esos cocidos», ha asegurado la directora de Ibercaja Gestión, Lily Corredor, encargada de inaugurar la presentación de la novela.

Tildado de «hiperactivo» y de tener un prisma único y evocador con el que mirar la vida, Luis Ferruz ha sorprendido a los asistentes con una obra que poco tiene que ver con sus publicaciones anteriores. «Es totalmente diferente porque por lo que me conoce la gente es porque escribo sobre economía y esta es una novela histórica, pero en la que hay mucha fantasía, mucha fabulación histórica y el eje central son las brujas, las brujas de la cueva de Aruej concretamente y está ubicada en el siglo XII en los comienzos del Reino de Aragón», ha comentado el escritor.

El apasionamiento por la naturaleza y, sobre todo, por el Pirineo aragonés es esa huella que Luis Ferruz quiere dejar en el lector cuando este se adentre en la magia de la historia. Una historia que se centra en nuestras raíces y en esos pueblos deshabitados en los que el frío se convierte en abandono. «La historia se centra en Aruej que ahora mismo está despoblado y que quizás no debería estarlo como muchos otros pueblos», ha reconocido Ferruz.

«Utilizo personajes históricos y situaciones históricas pero la mayoría de ellos son personajes de ficción y mucha fabulación, mucha imaginación, con unas brujas que son muy diferentes a la versión tradicional, yo creo que mucho mejores», ha relatado el escritor. Y es que la magia de su pluma lleva a que en la novela las brujas sean pacíficas y bondadosas, protectoras con su entorno pero también juguetonas y divertidas.

Una novela que va mucho más allá de la novela histórica y en la que también hay amor, mucho amor por la naturaleza, por las montañas y sobre todo muchos sentimientos. Algo que no es muy frecuente en la novela histórica. «A veces los historiadores tenemos miedo de hablar de la magia, de los sentimientos y de los misterios y eso nos aleja de la historia, hacemos una historia lejana, que puede conmover pero en la que falta el amor», ha reconocido el novelista José Luis Corral, encargado de hacer el prólogo de «Misterios y magia de Aruej».

«Que el escritor de novela histórica más importante del país haga el prólogo de mi novela es un honor y siempre tendré una deuda pendiente con él por ello», ha comentado Luis Ferruz, quien piensa seguir escribiendo todo aquello que le hace palpitar y sentir que merece la pena ser leído como en un viaje por la historia, la magia y la fantasía.

NOTICIAS DESTACADAS