visita virtual por sus cloacas
La visita virtual hace accesible una zona de Zaragoza que no se puede visitar. FOTO: Laura Trives
La Caesaragusta subterránea llega a la superficie con una nueva visita virtual por sus cloacas

Zaragoza esconde en su subsuelo miles de secretos gracias a sus orígenes romanos. Pasadizos, recorridos y ruinas se amontonan bajo la ciudad convirtiéndose en vestigios de lo que un día fue una de las ciudades más importantes del Imperio Romano. Las cloacas de la capital aragonesa se abren a sus ciudadanos gracias a una nueva visita virtual que permitirá recorrer casi 600 metros de estos curiosos caminos.

Desde el Área de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza se ha iniciado un programa de documentación digital para la puesta en valor y difusión de todos los restos arqueológicos ubicados fuera de los museos que integran la Ruta de Caesaraugusta, como complemento a la labor desarrollada en estos equipamientos. En este proyecto, y como continuación de la visita virtual a la muralla romana presentada en 2021, se ha elaborado una nueva visita dedicada a las cloacas romanas, una herramienta y recurso con el que se permite un acceso fácil a un conjunto de restos que actualmente presentan unas condiciones de acceso difíciles para el público.

Esta visita virtual a las cloaclas es fruto del trabajo arqueológico desarrollado por el Ayuntamiento de Zaragoza en las cuatro últimas décadas y, junto a los restos visitables en los museos de la Ruta de Caesaraugusta y la visita virtual a las murallas romanas, completa el recorrido por los restos de época romana actualmente conservados en el casco urbano de nuestra ciudad. La primera cloaca conocida es la del Foro, descubierta en 1870, pero es a partir de los años 80 del siglo pasado cuando se empiezan a documentar estas estructuras de forma científica.

Por lo que se refiere a la visita virtual que hoy se presenta, la principal diferencia con la de la muralla romana es que en este caso los restos de cloacas no tienen un recorrido único ya que han ido apareciendo al ritmo de las obras en diversos puntos de la ciudad. Por ello se ha intentado crear una ruta circular formada por bloques más o menos cercanos, marcando un itinerario en cada uno de ellos, aunque ello implique hacer algunos “saltos” por el callejero de la ciudad.

Se muestra la estructura, trazado y cronología de las cloacas, además de su evolución histórica.

https://www.facebook.com/aragondigital/videos/1082879702581319

Como en el caso de la visita a la muralla, se trata de un recurso interactivo en el que a través de fotografía 360º se propone un recorrido por el trazado de la red de cloacas romanas. En él se incluyen fotografías y filmaciones en alta resolución, acompañadas por breves textos explicativos que, de forma fácil e intuitiva, ofrecen una visión del estado de conocimiento actual sobre las cloacas, explicando su estructura, trazado y cronología, además de recoger información sobre su evolución histórica. En este caso se ha hecho especial hincapié en aquellos restos que, además de espectaculares, son visitables o pueden serlo en un futuro, como son los del Museo del Foro y su prevista ampliación, los museos de las Termas Públicas y del Teatro, la sala de exposiciones de la Casa de los Morlanes, o la Casa de la Mujer. En cualquier caso, se ha incluido documentación de todos los tramos conocidos, tanto si se conservan actualmente como si no.

Los restos de cloacas descubiertos en las intervenciones arqueológicas desarrolladas desde 1981 en solares y sobre todo en los viales de Zaragoza, han permitido no sólo el estudio de la red de vertido romana sino también mejorar el conocimiento de la topografía y del trazado urbano de Caesaraugusta. En este sentido hay que citar la publicación realizada en 2013 por los entonces arqueólogos municipales Francisco Escudero y Pilar Galve, en el que de forma exhaustiva se recogen todos los tramos de cloacas conocidos en ese momento, además de numerosos canales, y que ha servido de base para trabajos de difusión como el que presentamos hoy y para otro tipo de investigaciones.

En este catálogo se recogen 37 tramos de cloaca, correspondientes a 20 trazados diferentes a los que en la visita se ha añadido otro aparecido recientemente. En conjunto suman una longitud de algo más de 600 metros, que equivale a un 3% del total de la red de vertido romana, calculado en unos 15 kilómetros de recorrido. Uno de los aspectos más interesantes que se pueden extraer de este estudio es que las cloacas romanas no quedaron inutilizadas, como se suponía, a partir del siglo III, sino que en algún caso siguieron en uso, aunque con modificaciones y reparaciones, prácticamente hasta 1905, momento en que se construye la primera red de vertido moderna en Zaragoza.

Al igual que en el caso de la muralla, esta visita virtual interactiva a las cloacas romanas de Zaragoza será accesible a través del enlace https://www.zaragoza.es/sede/portal/turismo/ver-y-hacer/visita-cloacas y, en breve, a través de un sistema de códigos QR que permitirá acceder a ella desde diversos dispositivos móviles como Smartphones y tablets.

LO MÁS VISTO