El autor del cartel es el dibujante Calpurnio Pisón.

La edición 21 del Salón del Cómic de Zaragoza ya tiene fecha. Se celebrará del 16 al 18 de diciembre en la Sala Multiusos del Auditorio, su emplazamiento habitual en los últimos años, y recupera el formato previo a la pandemia. Eso sí, desde el Consistorio no se han dado detalles sobre las novedades que trae a la muestra el regreso a la normalidad.

Los preparativos para la cita ya están en marcha y este miércoles se ha presentado el cartel que ilustra la nueva edición. Se trata de una obra de Calpurnio Pisón, un artista que guarda una larga vinculación con Zaragoza, su ciudad natal aunque reside en Valencia, y con el cómic de la Comunidad. No en vano, en el año 2016 recibió el Premio del Cómic Aragonés como reconocimiento a su carrera.

A través de un escrito, ya que el dibujante no ha podido asistir por un problema de salud que le impedía viajar, Calpurnio ha asegurado que “es un honor” ser el autor del cartel. En el dibujo se pueden apreciar elementos característicos de su obra, como su “reconocible trazo”, tal como ha destacado en la comparecencia la técnico municipal, Beatriz Valdearcos.

“Llama la atención la cabeza enorme del cartel, en contraste con las filas de viñetas. Aparece su personaje estrella, El Bueno de Cuttlas (que aparece en revistas españolas como El Víbora y El Makoki), guiando a las demás figuras”, ha apuntado Valdearcos, sobre la composición. En el lienzo “todo se enmarca dentro de un movimiento dinámico” que representa a las anteriores ediciones.

La selección de los puestos empieza el lunes

El proceso de selección de los distintos puestos comenzará el 11 de julio y se extenderá hasta el 9 de septiembre. El jefe de programación de centros cívicos, Antolín Teres, ha adelantado que no todos los interesados van a caber por el gran número de solicitudes, lo que es “una buena señal” para el Salón.

Para el consejero de Participación y Relación con los Ciudadanos, Javier Rodrigo, se trata de una cita que ha “adquirido una gran trascendencia en los últimos años” y que cuenta con una identidad marcada, gracias a la “colaboración de numerosos colectivos” del sector, como asociaciones, librerías y editoriales.

Rodrigo ha detallado que para la presente edición se lleva trabajando desde principios de año y se esperan repetir las cifras de asistencia. En 2019, el último año previo a la pandemia, se vendieron 12.000 entradas, a las que hay que sumar los menores de 12 años, y se colocaron 76 expositores. En 2020, las cifras se redujeron a 5.000 visitantes por el cambio obligado de formato debido a la crisis sanitaria.