El Senador Víctor Ruiz De Diego acudió a la pasada Gala de clausura del año 2021 manifestando su apoyo al Festival

La popularidad del Daroca&Prisión Film Fest no para de crecer. Año tras año, los intentos de labor seria y rigurosa por parte de la Organización y el Jurado Oficial en cuanto al tratamiento y cuidado de los cortometrajistas y sus obras, así como la consecución de su labor social más característica respecto a los internos del Centro penitenciario de Daroca, se han conjugado a la perfección.

Todo ello ha culminado en que en esta undécima edición este Festival, eminentemente online en su primera fase, sea cada vez más reconocido y apreciado en el sector audiovisual. Sus cifras, en los primeros cuatro días del plazo de un mes para el visionado y votación de los setenta y un cortometrajes seleccionados, no dejan lugar a dudas: Un promedia de más de 2.500 visitas diarias y un total de más de 20.000 páginas vistas garantizan sobradamente el cumplimiento de sus objetivos, la difusión de las obras presentadas y promoción de sus creadores.

Un apoyo importantísimo recibido este año por el Festival fue la iniciativa del Grupo Socialista en el Senado, el cual presentó una moción, registrada en la cámara alta, para que la Comisión de Cultura y Deporte promoviera el “ reconocimiento del Centro Penitenciario de Daroca en la organización del ‘Daroca & Prisión Film Fest’, una muestra que desde 2012 ha ido haciéndose su propio nombre en el sector”. Así, en el texto se instaba «al Gobierno a reforzar, en coordinación con el Gobierno de Aragón y la Diputación de Zaragoza» esa labor de valoración.

Ya el Senador Víctor Ruiz De Diego acudió a la pasada Gala de clausura del año 2021 manifestando su apoyo al Festival.

En la propuesta se planteaba que este respaldo llegue «a través de su participación en la línea de ayudas para la organización de festivales que convoca anualmente el Ministerio de Cultura y Deporte» y, también, mediante el apoyo a la difusión de la cita «mediante la solicitud de inscripción en el listado de festivales del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), comunicando sus actividades (fechas de inicio, programación, etc.) para se difunda través de las redes sociales de ese Ministerio».

Dentro de la exposición de motivos, el Grupo Socialista recuerda que, aunque nacido en 2012, las raíces del evento se retrotraen hasta 2005, cuando se dio origen a la Revista La Oca Loca y al Taller de cine desarrollado en la cárcel como parte de un amplio catálogo de actividades culturales. Desde este espacio, apuntan, se han realizado «numerosos y exitosos cortometrajes, seleccionados y premiados en el Festival de Cine de Zaragoza o el Festival de Cine de Fuentes de Ebro, entre otros.

Mediante este espacio, ahondan, los internos «podían participar en todas las fases de creación y valoración de una obra audiovisual, y desde todas las perspectivas» y, desde 2012, han podido «participar en el visionado y votación de cortometrajes, como miembros del jurado que otorgaba los premios del público del festival».

Desde la presentación en sociedad del Festival de Cine de Daroca hace más de una década, cuando se presentaron 90 trabajos de 12 países de los que fueron seleccionados 40, su labor ha seguido su curso asentándose en el panorama audiovisual. Así, en esta última edición, en 2022, se han recibido un total de casi 800 cortometrajes enviados desde más de 60 países de los 5 continentes.

NOTICIAS DESTACADAS