Imagen de la virgen con manto blanco
La virgen lleva un manto de color blanco durante las "Solemnidades del Señor" del año y en Pascua

Dice el deán del Cabildo Metropolitano de Zaragoza, Joaquín Aguilar, que la Virgen del Pilar es para los zaragozanos mucho más que devoción. Pero no solo para ellos y es que durante todo el año cientos de miles de visitantes pasan por la Basílica para venerar a una Virgen en la que creen con fervor y corazón. Apenas quedan unos días para que la Virgen del Pilar vuelva a vestirse de flores gracias una ofrenda emotiva y especial en la que el manto se llenará de claveles, gladiolos y rosas. Quizás, uno de los mantos más especiales sea el del 12 de octubre, pero la Virgen del Pilar tiene más de 600 y lleva uno cada día. Aquí van algunas curiosidades más sobre el Manto de la Virgen del Pilar.

1.- ¿DE DÓNDE SALEN LOS MANTOS?

La Virgen del Pilar tiene más de 600 mantos pero ¿de dónde proceden? Los mantos son donaciones y ofrendas. En un primer momento los mantos solo eran ofrecidos por la monarquía y la aristocracia, pero en la actualidad cualquier persona, entidad, asociación o cofradía puede ofrecer uno. Solo hace falta que tenga las medidas exactas y que el Cabildo Metropolitano lo acepte.

El Real Zaragoza realiza la tradicional visita y la ofrenda floral a la Virgen del Pilar en el inicio liguero de cada temporada. Foto: Laura Trives

2.- EL MANTO MÁS ANTIGUO ES DE 1762

La Virgen tiene mantos desde finales del siglo XV, pero el más antiguo conservado es de 1762 y se conoce como el manto del Cabildo. A lo largo de la historia se han perdido muchos mantos porque servían como soporte de piezas de joyería como alhajas, cruces pectorales o camafeos. Cuando los mantos se rompían se devolvían a los donantes y se podían trocear y repartir.

Manto de 1762, llamado el del Cabildo. Foto: Laura Trives

3.- CADA DÍA UN MANTO DISTINTO

La Virgen del Pilar lleva cada día un manto distinto que es sustituido por el capellán antes del cierre de la Basílica. Todos los mantos responden a las mismas medidas: tienen forma de trapecio circular de 40 centímetros el arco superior y 140 centímetros el inferior, y una altura de 80 centímetros.

4.- DIFERENTES COLORES SEGÚN EL DÍA (Y LOS AÑOS PARES E IMPARES)

Los mantos pueden ser de cualquier color, pero los cuatro más usados son los correspondientes a los colores litúrgicos; blanco (Solemnidades del Señor, Pascua), morado (Adviento y Cuaresma), rojo (en honor a los mártires) y verdes (tiempo ordinario). Además, en la Ofrenda de flores dependiendo de si el año es par o impar la Virgen del Pilar lleva el manto rojo o blanco respectivamente.

El 12 de octubre la Virgen del Pilar volverá a vestirse de claveles, gladiolos y rosas. Foto: Laura Trives

5.- UN MANTO CADA DÍA…MENOS EL 2, EL 12 Y EL 20

Solo hay tres días al mes en los que la Virgen no lleva manto y los motivos corresponden a razones puramente históricas. Así, el primer día es el 2 de cada mes pues fue en el que la Virgen se apareció al apóstol Santiago en Zaragoza entregándole la columna. El otro es el día 12 pues fue la fecha en que se dedicó el templo y es la festividad del Pilar. Solo hay un mes en el que la Virgen sí lleva manto el día 12 y ese es octubre. El último día que no lleva manto es el 20, a excepción del 20 de mayo en recuerdo de la coronación canónica de la Virgen.

La tradición de la Venida de la Virgen del Pilar a Zaragoza se celebra cada 2 de enero

6.- NO SIEMPRE HA ESTADO EN EL MISMO LUGAR

El manto de la Virgen no siempre ha presentado la misma colocación. Primero, en el siglo XVI solo se veían las cabezas de la Virgen y el Niño teniendo más protagonismo la columna. En el momento que la Virgen del Pilar fue nombrada patrona de la ciudad (1642) los mantos se bajan a la altura de la cintura. Ventura Rodríguez, arquitecto de la Santa Capilla, idea la imagen actual del manto a los pies de la talla.

Grabado Virgen del Pilar

7.- 2021, UN AÑO SIN MANTOS

El Cabildo Metropolitano decidió durante 2021 que la Virgen del Pilar no llevase mantos durante siete meses de dicho año. Esta decisión fue tomada para evitar el contacto a causa de la pandemia.

8.- LAS MEDIDAS DE LA VIRGEN, UNA TRADICIÓN DEL SIGLO XVII

Colgadas de las mochilas, de los retrovisores e incluso de las llaves. Las medidas de la Virgen son un habitual entre zaragozanos y visitantes, pero su tradición se remonta a 1677. Se crearon entonces como mantos portátiles con una longitud de 36.5 cm pensando sobre todo en los enfermos y las personas a punto de fallecer.

Medidas de la Virgen de diferentes colores

9.- PASAR A LOS NIÑOS POR EL MANTO

Una de las tradiciones más bonitas y emotivas es la de pasar a los niños a besar el manto. Se realiza hasta el momento en que estos hacen su primera Comunión y son acompañados de uno de los Infanticos del Pilar que los suben por las escaleras que conducen a la imagen y besan el manto.

Una de las tradiciones más bonitas y emotivas es la de pasar a los niños a besar el manto

NOTICIAS DESTACADAS