humor para mayores en el auditorio de Zaragoza
Durante hora y media, un amplio público desde los 60 años ha disfrutado del humor Javier Segarra, Marianico el Corto y Sasha Montenegro

Dicen que nunca viene mal echarse unas risas porque el humor da sentido a la vida y puede ser de mucha ayuda en momentos difíciles. ¿Y quién sabe más de la vida que nuestros mayores? Con su sabiduría nos guían y nos acompañan, pero en ocasiones no pueden dedicar un espacio al humor. Para devolver la risa a los mayores zaragozanos durante estos Pilares, la Sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza acoge la revista “El Pilar con nuestros mayores. Mucho que reír”.

Un amplio público desde los 60 años ha disfrutado durante hora y media de una sesión de chistes por parte de los humoristas Javier Segarra y Marianico el Corto y la vedette Sasha Montenegro. En representación del Ayuntamiento, la vicealcaldesa Sara Fernández ha acudido a esta actuación para poner en valor que en estas Fiestas del Pilar hay espacio para todos los zaragozanos.

COMIENZA EL ESPECTÁCULO

Con la mítica canción de Los Secretos, “Agárrate a mí María”, el humorista Javier Segarra ha dado comienzo al espectáculo, animando al público a participar. Los asistentes han podido disfrutar de una sesión de chistes por parte de este artista y de una imitación del mítico humorista televisivo de los años 80 y 90, Eugenio. Su sesión ha concluido con la sorprendente aparición del humorista Jordi LP y de María Jesús, aunque sin su famoso acordeón.

La música también ha tenido un gran protagonismo en este cómico espectáculo

A golpe de cadera, la vedette Sasha Montenegro ha aparecido en el escenario deslumbrando cual estrella con su traje de pedrería plateada. A pocos minutos de comenzar su show, la artista ha bajado de las tablas de la Sala Multiusos para sentir el calor del público. Allí ha mostrado su natural talento humorístico bromeando y soltando algún que otro chiste verde. “Las malas palabras no son pichurrina ni chochete, son guerra, hambre y pobreza”, ha reflexionado la vedette. En definitiva, una actuación que ha desbordado musicalidad, humildad y elegancia.

Marianico el Corto ha puesto el broche de oro a una jornada en la que el objetivo era divertir a los mayores zaragozanos. Su actuación ha consistido en buena batería de chistes, alguno que otro más encendido que el anterior. Y como no podía faltar, el más puro humor aragonés que ha despertado las risas de todos los asistentes. Con un saludo al público caía el telón que finalizaba una tarde de comedia.

Más Pilares