La vicealcaldesa, Sara Fernández, durante la presentación del Festival junto a su codirectora, Violeta Fatás, y Eva San Martín
Talleres formativos y danza contemporánea serán los protagonistas de una edición que promete ser todavía más inclusiva

Artes escénicas y diversidad funcional se dan la mano de nuevo en Zaragoza con la segunda edición del Festival Dispar. Del 27 al 30 de octubre compañías y profesionales del mundo de la cultura inclusiva se reunirán en este evento que reflexiona sobre el acceso y la participación en la cultura de las personas con diversidad funcional.

Talleres formativos y danza contemporánea con grandes artistas nacionales serán los protagonistas de esta edición que promete ser todavía más inclusiva. Un cartel que cuenta con una velada de danza el sábado 29 de octubre en el CC Río Ebro donde participarán las compañías Yurdance, Organik Dantza y SuperarT, premiadas en el Certamen coreográfico Internacional Escena Mobile. A ellos se unirá el Proyecto Colectivo HQPC, que actuó en el afamado Edinburgh Festival Fringe en 2019 y que impartirá, el domingo 30 de octubre en Etopia, el taller de danza “Buscando la forma, encontrando narrativas en los cuerpos y el espacio”. Completa la programación el taller-actuación “La arquitectura de la amistad”, que impartirán Santiago Latorre y Sara Paniagua el jueves 27 de octubre también en Etopia.

La vicealcaldesa y consejera de Cultura y Proyección Exterior, Sara Fernández, ha destacado que el Festival Dispar “trabaja en la inclusión cultural en un doble sentido”, por un lado, debido a que todos los artistas tienen diversidad funcional y, por otro, “al generar público y hacer la cultura accesible” a todo tipo de personas. Algo que, según Fernández, es “una de las tareas pendientes que tenemos desde las instituciones, tanto en el ámbito público como en el ámbito privado, que gestionamos cultura”. Por ello Zaragoza Cultura se ha unido a este proyecto de Pares Sueltos, que desde 2014 trabaja por la inclusión en las artes escénicas, y en el que también colaboran Etopia, la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento y el CC Río Ebro.

DANZA ACCESIBLE PARA TODOS

“En todas las actividades se ofrecen apoyos específicos para quien lo necesite a la hora de participar”, ha señalado la codirectora del Festival Dispar, Violeta Fatás, antes de detallar todas las novedades del Festival. Entre ellas, una de las más relevantes es la inclusión de audio descripción para las personas con diversidad visual en la velada de danza, que se suma a la interpretación en lengua de signos que ya se realizó el año pasado.

Y la segunda novedad importante en el ámbito de la accesibilidad es que se incorporará información para personas con hipersensibilidad sensorial. Una iniciativa que ya se llevó a cabo en la Feria de Teatro y Danza de Huesca y que tuvo grandes resultados. La gestora cultural Eva San Martín fue el artífice de esta acción en Huesca y ha explicado que “es un pequeño paso”, pero que resulta de gran ayuda para personas que, como ella, sufren de algún tipo de hipersensibilidad sensorial.

Unos sencillos iconos acompañan la información del espectáculo en el programa para avisar a las personas neurodivergentes de la presencia de elementos que les pueden afectar, como luces intensas o estroboscópicas, sonidos fuertes o la presencia de contacto físico. Algo que sirve “de anticipación de lo que te puede llegar a pasar para que tú puedas adaptarte al ir a un espectáculo”, explica San Martín, y que es “increíble” porque les permite ir a espectáculos que, de otra forma, no sabrían si son accesibles para ellos.

LO MÁS VISTO