Casa de los Morlanes
En la Casa de los Morlanes hay imágenes de la cultura judía. Foto: Carlos Burillo

Es ese lugar en el que se pueden encontrar tesoros en forma de película y si uno presta atención a sus ventanas podrá ver también otros en forma de legado cultural y artístico. En cada uno de los tímpanos de las ventanas de la Casa de los Morlanes hay una imagen que rinde homenaje a los judíos que habitaron la Caesaraugusta romana del Bajo Imperio. Por ejemplo, se puede ver el momento en que el rey David conquista Jerusalén en la primera ventana o la expulsión de los judíos por parte de los Reyes Católicos en la décima. Estos y otros secretos son los que desvela la guía «La Judería de Zaragoza» de Álvaro López Asensio, un libro que es un viaje al pasado para revivir y reescribir nuestra historia.

Y para reescribir nuestra historia tan solo tenemos que pasear por la Zaragoza actual e imaginar que hace miles de años la actual iglesia de San Carlos era la Sinagoga Mayor donde todos los judios hacían tefilláh (oración con corazón puro) y que repartidas por la ciudad había seis sinagogas más, la menor, por ejemplo, ubicada en el Teatro Principal, o la de las mujeres o Mikvé entre la iglesia de San Carlos y el muro.

La guía está escrita por Álvaro López Asensio. Foto: Carlos Burillo

A través de la guía también se pueden conocer las seis puertas por las que se podía entrar a la Judería de Zaragoza, desde la Puerta Ferriza ubicada en Santo Dominguito de Val a las Puertas de los tres Callizos ubicado extramuros del barrio de San Miguel. En el siglo XII esos portones se cerraban durante la noche para proteger a los judíos que allí vivían de los viandantes del Coso. Esas puertas daban a lugares tan importantes en la Judería como el castillo, las Casas del Talmud (la escuela primaria y secundaria), la cárcel, los baños judíos o la carnicería y su plaza.

«La judía es una de las culturas por excelencia de la ciudad pero quizás es la más desconocida porque hay menos patrimonio cultural y artístico. Con esta guía se hace todo un descubrimiento y un recorrido por esa Zaragoza en la que habitaron los judíos y esos espacios como la Casa de los Morlanes o la iglesia de San Carlos que fueron especialmente significativos«, ha relatado la vicealcaldesa y concejal de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Sara Fernández.

Un recorrido por los barrios de la Judería de Zaragoza, desde la Magdalena hasta el barrio de San Lorenzo, el de San Andrés, el de la calle de los Torneros o los de extramuros de San Miguel y el Coso Bajo culmina la parte de la guía dedicada al espacio físico. Además, también se podrá conocer cómo funcionaba el sistema judicial, acercarse al Shabat, al Yom Pikur (Ayuno del Gran Perdón) y otras fiestas tradicionales y recuperar la historia con la expulsión del pueblo judío de 1492 y los conversos.

IMPLANTAR LA RUTA DE LA ZARAGOZA JUDÍA

Dice Álvaro López Asensio que la guía se ha hecho con cuatro objetivos aunque todos se aglutinan en uno: «poner en valor y promocionar ese espacio olvidado como es la Zaragoza judía y dar a conocer el legado y el pasado judío». «Queremos también que esta guía sirva para implantar la ruta de la Zaragoza Judía como una nueva visita guiada para disfrutar de la ciudad». Actualmente hay una ruta impulsada por el Ayuntamiento de Zaragoza y la Asociación Sefarad Aragón en la que se realizan visitas culturales a la judería, pero se quiere ir más allá y hacer un proyecto de mayores dimensiones.

«El pueblo judío es una seña de identidad para Aragón pero también es un producto cultural para potenciar el interés turístico de nuestra Comunidad a través de un rico patrimonio cultural y artístico. Desde el Gobierno de Aragón tenemos el deber de recuperar nuestra historia porque tenemos sangre judería y por ello trabajamos en una ruta para ensalzar ese legado», ha reconocido la directora general de Turismo del Gobierno de Aragón, Gloria Pérez.

NOTICIAS DESTACADAS