José Sacristán: "Pertenezco a una generación que ha sobrevivido gracias al cine"

Dice José Sacristán que la vida de uno está marcada por todas las películas que ha visto desde su más tierna infancia y que «Las mil y una noches» le ocasionó tal impacto que se desmayó en las butacas del cine Padilla la primera vez que la vio. Por eso, el que fuera Feroz de Honor en la primera edición de los premios, escogió esta película para abrir la programación complementaria a los galardones que se celebrarán el próximo 28 de enero en Zaragoza. «Carta blanca» es el nombre del ciclo de cinco proyecciones en la Filmoteca de Zaragoza que marcaron a Sacristán como cinéfilo y que hoy han continuado con «Cómicos». Aunque este lunes no era una proyección más y es que el actor ha viajado hasta la Filmoteca de Zaragoza para deleitar al público con un coloquio posterior.

Una decisión difícil la de elegir películas que le hayan marcado a lo largo de su vida, sobre todo cuando su vida, decía Sacristán, fue gracias al cine. «Pertenezco a una generación que ha sobrevivido gracias al cine, lo que ocurría en las casas y en las calles no era del todo divertido y el mundo que se abría de ensoñación e ilusión en los cines era una forma de alimento. Todo aquello que se mueva alrededor del cine, afortunadamente, como decía mi amigo Fernán Gómez: «vamos durando y lo podemos contar», supone para mí acudir a ello porque como profesional y ciudadano sobrevivo gracias a la imagen en movimiento», ha relatado.

Y 40 años de la imagen en movimiento y de ese lugar en el que se forjaron grandes historias ha recorrido el actor con la exposición de aniversario de la Filmoteca de Zaragoza. Allí ha deleitado a los asistentes con algunos de los momentos más bonitos que se lleva de 70 años de carrera. «En los últimos días he llorado como hacía tiempo que no lloraba. Me han puesto una calle con mi nombre en mi pueblo (Chinchón) justo encima de las taquillas donde iba yo a sacar las entradas del cine y también una escultura que representa a mí de niño apoyado en la delantera del Gallinero. La verdad es que fue muy emocionante y yo celebro estos reconocimientos con casi 70 años de carrera fuera de lo puramente competitivo», ha relatado Sacristán.

«Eso es Salida de misa de doce del Pilar de Zaragoza», exclamaba Sacristán al entrar a la exposición de la Filmoteca de Zaragoza acompañado por autoridades y medios de comunicación a los que ha contado entre risas que había un tal «Buñuel que como cineasta no lo hacía mal». Con 70 años a las espaldas y «hasta que el cuerpo aguante», el actor ha contado que sigue trabajando y la gran suerte que es poder elegir de qué.

«Tengo la suerte y el gran privilegio de poder elegir mi trabajo y estoy ahora ocupado en un texto que no solamente es como actor sino como ciudadano. Es un homenaje a alguien que tuve muchísima suerte de conocer, Miguel Delibes, y llevo ya cuatro años con «La señora de rojo sobre fondo gris» y es una suerte que muchas veces ese trabajo que tú eliges coincide con que también le gusta al público», ha asegurado Sacristán.

Así entre cinematógrafos, zootropos y grandes clásicos de un cine del que él ha sido genio y figura, Sacristán ha visitado este lunes la cuna de cientos de historias. «El ladrón de bicicletas» y «Los cuatrocientos golpes» serán esas otras dos películas que le han marcado y que se proyectarán en la Filmoteca el 28 de noviembre y el 5 de diciembre. Después, solo habrá que esperar a que Zaragoza extienda la alfombra roja en una nueva gala de los Feroz.

NOTICIAS DESTACADAS