Álex de la Iglesia
El cineasta Álex de la Iglesia ha presentado en Zaragoza su nueva película "El cuarto pasajero"

Con casi 30 años de trayectoria y un Goya, el nombre Álex de la Iglesia sigue resonando con fuerza en las carteleras de cine. Durante años, el director de Bilbao ha recopilado numerosos éxitos con películas como «El día de la bestia», «Las brujas de Zugarramurdi», «El bar» o «Perfectos desconocidos». En esta ocasión ha aterrizado en Zaragoza con “El cuarto pasajero”, una comedia romántica que surgió de un pique con Paolo Vasile y trata sobre un viaje de coche entre cuatro desconocidos en el que nada ni nadie es lo que parece.

Dicho filme ha alcanzado un importante prestigio desde su lanzamiento, lo que le ha llevado a ganarse una nominación a Mejor Película de Comedia en los Premios Feroz, que se celebrarán el próximo 28 de enero en la capital aragonesa.

PREGUNTA-. ¿De dónde surge esta película?
RESPUESTA.- El origen es una especie de reto con Paolo Vasile. Me comentó que yo no era capaz de escribir una comedia romántica y yo le dije: “Dime cuándo empezamos”. Entonces nos pusimos Guerrica y yo a escribir, se lo presentamos y poco después ya estábamos trabajando en la producción.

Para inspirarme, me monté en un Blablacar. Una cosa es la vida y la otra el cine. Cuando yo me monté en el coche no pasó nada, no hubo ninguna situación límite, paramos en una gasolinera al igual que en la película para ir al baño. Seguimos el camino y pensé: «Que alguien diga algo». En la realidad la gente habla muy poco, tiene muy pocas ganas de comunicar y de sacar jugo a las cosas. En cuanto lo hacen es una verborrea insoportable y entonces estás deseando que se callen. La comunicación es cada vez más imposible.

P.- A pesar de ser una comedia romántica, “El cuarto pasajero” tiene el toque Álex de la Iglesia con la importante presencia del escenario, que en este caso es un coche.
R.- Sin duda. No sería capaz de hacer una comedia romántica tradicional por problemas de personalidad. Pero en este caso lo divertido es jugar con el género y trastocarlo, sigue siendo una película de acción. Lo interesante en una comedia es generar personajes enfrentados para que los diálogos tengan todo el juego que uno quiere. Si estas contando una comedia tradicional los personajes van y vienen, las situaciones se resuelven. En un coche en el que tú no puedes parar e irte, te pueden preguntar por ti mismo, cada uno aporta su visión del mundo y los demás tienen que aguantarlo y escucharle. Provoca que la gente saque lo peor de sí mismo y a la vez lo mejor de la comedia.

«El cuarto pasajero» es la nueva película de Álex de la Iglesia protagonizada por Blanca Suárez, Alberto San Juan, Ernesto Alteroi y Rubén Cortada

P.-Tercera película con Blanca Suárez, a la que se le suman Alberto San Juan, Ernesto Alterio y Rubén Cortada. ¿Cómo es trabajar con un elenco de tal calibre y hacer que surja la química?
R.- Yo creo que eso es lo más interesante como actor. Dirigir tiene dos vertientes marcadas, un aspecto técnico en el que trabajas y colaboras con el equipo de cámara, con iluminación y producción para establecer unos parámetros con los que estés gusto a la hora de grabar y luego los actores. Normalmente no se unen, hay algunos actores que provocan la unión, que están más conectados con la cámara o con el operador pero no es habitual. Conseguir que la ecuación sume el número que tú quieres hay que manejar las variables de tal manera que no se note que las estás manejando.

La situación no lo permitía porque estaban en un plató encerrados en un coche entonces no puedes decir: “Blanca, por favor, sal del coche que voy a tener una conversación contigo acerca de cómo lo estás haciendo”. Es bastante molesto e incómodo y normalmente no va a tener el resultado que tu tienes. Y si hablas con los actores acerca de su personaje delante de los demás tampoco. Es muy complicado, mi técnica era escucharles por el micro durante los ensayos y en las pausas de iluminación hablaba con el que estaba sentado al lado, le das unas directrices y el otro las escucha.

«Yo intento hacer películas en sí mismas para que el espectador disfrute con ellas y encuentre su mensaje, pero no hay ninguna intención de adoctrinar»

P.- ¿Cuál sería el mensaje de su película?
R.- Yo intento hacer películas en sí mismas para que el espectador disfrute con ellas y encuentre su mensaje, pero no hay ninguna intención de adoctrinar. No me gustan las películas que terminan con una moraleja que parece que te están contando algo. Es más bonito que sea el espectador el que disfrute con lo que está pasando y luego lo pueda completar con su manera de pensar, de interpretarla pero no creo que sea bueno utilizar el cine con una intención adoctrinante.

Es imposible que una película, que un texto, o que un artículo no tenga un mensaje porque todo lo que haces tiene detrás una historia. Pero no tengo una intención de hablar de la sociedad y decir: «oh dios mío, que falta de comunicación». Todos nos encontramos metidos en un atasco realmente en la vida, ahora más que nunca. Pero no quiero hablar de ello, quiero hablar de los personajes.

P.- ¿En qué nuevos proyectos está trabajando?
R.- Estoy manejando como cuatro o cinco proyectos al mismo tiempo y varias series de televisión. No dirigidas por mí, sino con diferentes productores. Empezamos a primeros de año a rodar una película de terror, estoy con la postproducción de una película dirigida por Eva H. También estamos en la postproducción de una serie de HBO que se llama “Monos con pistola” y en la postproducción la segunda temporada de “30 monedas”. Y si me da tiempo voy a rodar un largometraje para Mediaset.

Álex de la Iglesia recibió un Premio Goya en 1995 por «El día de la bestia»

P.- «El cuarto pasajero» es una de las películas españolas más taquilleras del año, pero no tiene mucha repercusión en los premios. ¿Piensa que van muy separados los premios de la taquilla?
R.- Sí, por supuesto. Normalmente los Goya son una manera que utiliza la Academia para apoyar películas que igual tienen una trayectoria más inestable que una película como «El cuarto pasajero». Me parece magnífico, es una manera de visibilizar el cine que necesita promoción.

P.- No obstante, “El cuarto pasajero” ha recibido una nominación a Mejor Película de Comedia a los Premios Feroz 2023. ¿Qué espera de esta nominación?
R.- Pasárnoslo bien y disfrutar de haber hecho una película que funciona y que nos está dando muchas alegrías. Me parece importante celebrar las cosas cuando salen bien y «El cuarto pasajero» es una película que necesita una fuerte celebración.

Otras Entrevistas

LO MÁS VISTO