Participantes de la iniciativa "Libros que importan" en la Plaza del Pilar
La iniciativa celebra este año su sexta edición

La adolescencia es una etapa complicada, pero a Álvaro se le hizo mucho más llevadera gracias a “Las ventajas de ser un marginado”, un libro que le ayudó a comprender “cómo cambiaban las relaciones y cómo era ese proceso de crecer”. Ahora lo entiende de una forma distinta pero, para él, ese libro “fue parte de una evolución necesaria que me hizo llegar hasta aquí”. Y, entendido literalmente, ese “aquí” es el puesto “Libros que importan”, situado en la Plaza del Pilar, donde el zaragozano ha traído esa obra que tanto le marcó y que ahora espera que haga reflexionar a su próximo dueño. A cambio, su amigo invisible le ha regalado otro libro, “Un yanqui en la corte del rey Arturo”, de Mark Twain.

Álvaro es uno de los primeros lectores empedernidos que se han acercado hasta el tradicional puesto del mercado navideño del Pilar, que este lunes ha arrancado su sexta edición. La iniciativa “Libros que importan”, que nació en 2016 de la mano de la organización zaragozana Atrapavientos, funciona como un intercambio multitudinario de libros, un gran amigo invisible literario. Este año es especial por partida doble, porque la Asociación celebra también el Premio Nacional de Fomento de la Lectura 2022, que ha recibido por parte del Ministerio de Cultura y Deporte del Gobierno de España.

Así, la caseta se ha llenado de curiosos y lectores que no han querido perder el tiempo y han hecho fila desde su apertura, a las 11.00 horas, para dejar allí algunos de sus tesoros más preciados. Ha sido el caso de una joven de la Asociación juvenil de fomento de la escritura Colectivo Z, que ha entregado “El pintor del sombrero de malvas”, de Marcos Calveiro, una reinvención de la historia de Van Gogh. A casa se ha llevado “En busca de las voces perdidas”, una obra que, según la dedicatoria de su amigo invisible, es perfecta “para las personas que quieren expresar sentimientos y no encuentran las letras adecuadas”.

Otra de las participantes, ansiosa por saber qué obra se iba a llevar de regalo, ha contado que el suyo era “un libro de ciencia ficción que me entregó un amigo. Dentro hay comentarios y reflexiones de todos los que lo hemos leído, así que lo he traído porque quiero que continúe la cadena”. La joven, que ya había participado en ediciones anteriores, ha admitido que en este puesto “siempre se encuentran joyas. Igual el libro no es lo que más te gusta, pero con la dedicatoria siempre se convierte en algo muy especial”.

Y en una iniciativa que lleva Zaragoza por bandera tampoco podía faltar el sello aragonés, por eso no se han hecho de rogar los amigos invisibles como Juan Royo, que ha entregado “Goya al borde de la cordura”, un libro en cuya creación ha formado parte y que ahora regala para “reivindicar el papel de Goya como aragonés universal”. Bajo el brazo se ha llevado “En el camino”, de Jack Kerouac. “La persona que me lo ha regalado explica en la dedicatoria que lo leyó hace más de 50 años y que fue muy importante para él”, ha expresado ilusionado. Su acompañante también ha apostado por la esencia de esta tierra con “Vacaciones aragonesas”, un libro que espera que, como a él, lleve a su próximo dueño “hasta la infancia pirenaica, a ese sabor del Pirineo de los 70”.

Esta edición servirá para que Atrapavientos pueda celebrar el Premio Nacional de Fomento de la Lectura 2022 en su ciudad natal

“La ladrona de libros” ha caído en las manos de la vicealcaldesa y consejera de Cultura y Proyección Exterior del Ayuntamiento de Zaragoza, Sara Fernández, quien ha querido felicitar a Atrapavientos por ese Premio Fomento de la Lectura, “que reconoce el buen resultado de esta iniciativa, que cuenta con éxito de participación año tras año”. El consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Felipe Faci, ha añadido que “los libros regalados hacen que surja una complicidad especial, como si lo estuvieras leyendo con la persona que te lo ha regalado”, y por eso ambos han augurado “mucho éxito” a esta nueva edición.

Una edición que según ha afirmado el director de Atrapavientos, Jorge Gonzalvo, en nombre de la Asociación, les ha hecho “muy felices” no solo por celebrar ese premio del Ministerio sino también por “seguir viendo a los ciudadanos participando en algo relacionado con cultura y libros”. Los libros en esta ocasión han viajado desde lugares muy diferentes, como Madrid o México. “Esto hace que podamos conectar a las personas a unas distancias todavía mayores”, ha reconocido Gonzalvo.

CÓMO PARTICIPAR

Los que deseen participar solo tienen que escoger un libro cuya lectura haya tenido un significado especial, escribir en sus primeras páginas una dedicatoria que incluya cuáles son esos motivos que lo convierten en importante y envolverlo para regalo. Una vez lo dejen en el puesto situado frente al Pilar, abierto de 11.00 a 14.00 y de 16.00 a 22.00 horas, recibirán a cambio otro libro, el regalo de su amigo invisible. Eso sí, antes de acudir a la caseta hay que inscribirse previamente en el formulario online de su página web, que sustituye al tradicional registro en papel de las primeras ediciones.

Además, esta iniciativa vuelve a celebrar el Premio Matildas y Bastianes a la mejor dedicatoria. Precisamente el registro online permitirá a todos los participantes optar a la estatuilla, diseñada por la artista malagueña Pepa Muñoz, y a un cheque regalo para canjear en la librería favorita del ganador.

LO MÁS VISTO