Una forma diferente de ver el arte que conquista y llena de color el Pablo Serrano

A Alba le gusta pintar con cientos de colores y dejarse llevar con el pincel mientras que Vanesa prefiere dibujar diferentes tipos de letra en el taller del Estudio de Arte y Diseño de Atades. Nieves, sin embargo, decía que se alegraba de haberse podido expresar a través del lienzo y se mostraba feliz por haber usado «muchos colores». Las tres forman parte de los 19 profesionales con discapacidad intelectual que han llenado de color, alegría e inspiración el Pablo Serrano con la exposición «Cada loco con su tema». Ellos mismos se definen así y es que hasta los más grandes artistas tienen un punto no cuerdo.

Aunque, dicen, no son «artistas» ni «campeones» solo «ilustradores profesionales» y la solución cuando se equivocan la tienen muy clara: «no usamos la goma. Si queremos borrar, pintamos encima». Estas «normas» forman parte del decálogo que preside la exposición y que es solo un retazo de ese proceso «largo» pero gratificante que han hecho desde el Estudio de Arte y Diseño de Atades.

«Normalmente a la gente con discapacidad se le trata con paternalismo, sobreprotegiéndoles, como si fueran niños y realmente con esta exposición ellos se han plantado diciéndole a los visitantes que son profesionales capaces de hacer obras de arte como las que se ven aquí«, ha reconocido Enrique Berenguer, comisario de la exposición y director del proyecto.

Entre lienzos, dibujos, cerámica y una gran escultura hecha con cientos de botellas de vidrio recicladas sucede una exposición que ha tenido un gran éxito desde su inauguración en noviembre. También hay cartelería de la Carrera de Atades y de otros eventos que ellos mismos han hecho en el taller demostrando su talento.

«Hemos conseguido hacer un proyecto innovador porque hemos colocado a las personas con discapacidad no solo al final de una cadena de montaje sino al revés, son los primeros, los que tienen todo el protagonismo y los que han hecho posible esta exposición, así que es toda una revolución y estamos muy orgullosos», ha confesado Berenguer.

Así, Alba, Nieves y Vanesa han recorrido este miércoles la exposición explicando a todos cómo habían hecho esos coloridos cuadros y mostrándose muy orgullosas por el resultado final. No era para menos y es que la exposición es una combinación de color, alegría y arte en estado puro. Así, hasta el 26 de febrero se podrá ver una muestra que enseña a mirar el arte de otra manera y a poner a las personas con discapacidad justo en el punto donde deben estar.

LO MÁS VISTO