Sanidad reduce los aforos al 75% en los estadios y al 50% en los pabellones

La Romareda y El Alcoraz con un aforo de un 75%. El pabellón Príncipe Felipe al 50%. Ese es el panorama que se presenta a partir del 1 de enero en el deporte profesional aragonés y nacional. El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud ha acordado este miércoles en su reunión telemática la reducción de los aforos en recintos deportivos al 75% en los estadios de LaLiga y al 50% de su capacidad en los pabellones de la Liga Endesa.

El incremento de casos de la variante ómicron y una situación epidemiológica preocupante, sobre todo en Aragón, han impulsado al Ministerio de Sanidad a tomar medidas en consenso con las Comunidades Autónomas. Y han puesto su foco, además de en la hostelería en el caso aragonés, en las competiciones deportivas de primer nivel. La medida entrará en vigor el 1 de enero y permanecerá vigente hasta el 31 de ese mismo mes.

Así lo ha comunicado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, quien también ha recordado la obligatoriedad de respetar las «medidas no farmacológicas», como el uso de las mascarillas y el gel hidroalcohólico. Así como ha resaltado que no se podrá fumar, comer o beber. Por otro lado, Darias ha recomendado la necesidad de que el público «sea preferentemente local para evitar la movilidad de las aficiones».

Hasta ahora, el aforo era del 100% en fútbol, y del 80% en los pabellones de la Liga Endesa, entre los que se encuentra el Príncipe Felipe. Pero desde el mes de octubre, cuando se revisaron estas medidas de nuevo en el Consejo Interterritorial. Antes, en el mes de septiembre, la capacidad máxima permitida era de un 60% para el fútbol y un 40% para el baloncesto. Con las últimas restricciones del Gobierno de Aragón, si se permite el consumo de alimentos o bebidas, el aforo debe reducirse a la mitad, guardando un asiento entre cada espectador.

Los partidos afectados por los nuevos aforos

El Real Zaragoza tendrá que replantearse la venta de entradas en dos partidos. El primero de ellos este próximo jueves ante el Sevilla FC en la Copa del Rey. El club había abierto la compra preferente para socios y acompañantes, pero la detuvo ante las posibles limitaciones de aforo que se han confirmado este miércoles. También afectará al encuentro de la Liga Smartbank de este próximo domingo en Miranda de Ebro, ya que el club había agotado casi todas las localidades de zona visitante, y al choque frente al Real Valladolid que se disputa en La Romareda el 23 de enero.

A la SD Huesca los nuevos aforos le afectan en dos de los cuatro choques que jugará en enero. Los oscenses recibirán en El Alcoraz este mismo domingo al Girona, y el 23 de enero a la SD Ponferradina. Por su parte, el Casademont Zaragoza también deberá replantearse la venta de entradas en los partidos de Liga Endesa frente al UCAM Murcia (9 de enero) y frente al Obradoiro el 22 de enero.