Vada levanta La Romareda tras anotar. Foto: Real Zaragoza/Tino Gil

El Real Zaragoza puede y debe seguir la escalada hacia la parte alta de la tabla en Segunda División. A pesar de que en estos momentos se encuentra a en la posición 14 de la tabla y a cinco puntos del playoff hay capacidad “de sobra” para colocarse entre los seis primeros. Al menos eso es lo que considera el centrocampista zaragocista Valentín Vada, que ha pasado por la sala de prensa este jueves.

Personalmente, el argentino se encuentra “muy bien”, con el esguince “ya olvidado”. Ya está en plenas facultades, “a tope”, no como en el último duelo, al que llego “muy justito y con falta de ritmo”. Aun así, tiene esperanza para 2022. “Este va a ser un gran año en lo individual y en lo colectivo, las lesiones van a estar olvidadas y voy a tener muchísima más regularidad”, ha señalado. Lo cierto es que en términos de estadística está “a gusto”, pero no así “en regularidad y lesiones”.

Lo que no se puede dudar es que el equipo maño puede estar entre los seis primeros. Quien está dentro del vestuario “ve la calidad de los jugadores”, y por su cabeza “no pasa tirar la toalla y jugar por nada”. “Estamos en el Real Zaragoza, sabemos qué queremos y hay plantilla de sobra para lograr el objetivo de estar entre los seis primeros”, ha declarado. Todo pasa por “tener más continuidad y más victorias en casa”. “Hay que hacerse muchísimo más fuerte en La Romareda para estar ahí arriba”, ha expuesto.

Precisamente el próximo partido, el primero del año y de la segunda vuelta, es ante el Mirandés este domingo. El Real Zaragoza quiere comenzar bien el año, pero va a ser complicado. Además, cuentan con muchos positivos y no saben realmente cuáles son los jugadores. Solo saben que es “un equipo al que le gusta jugar el balón”. “Estamos trabajando mucho el aspecto táctico y esperemos que sea un inicio de año muy bueno”, ha aseverado.

Para que así sea contarán con el apoyo de cerca de 800 zaragocistas que tomarán Miranda de Ebro. El aliento se sentirá en las gradas de Anduva, que estarán totalmente teñidas de color blanquillo. El conjunto maño quiere acercarse cuanto antes a la zona más alta de la tabla.