Sanz, vestido con la camiseta del Barcelona

Una de las perlas de la cantera del Real Zaragoza debutó este domingo con el Fútbol Club Barcelona. Se trata del exzaragocista, Álvaro Sanz, de tan solo 20 años, que se estrenaba con el primer equipo azulgrana en los últimos 20 minutos de encuentro ante el Mallorca. Cuando se acordó el traspaso del joven de Caspe, se fijó el precio del debut en torno a los 10.000 euros, pero debía superar los 45 minutos disputados. Por tanto, habrá que esperar para ver algo de dinero por el jugador.

Para que el Real Zaragoza perciba una cantidad considerada interesante en el plano futbolístico, el jugador deberá ser habitual en los planes de Xavi Hernández. Cumpliendo todos los objetivos del contrato, el conjunto maño recibiría hasta 1,5 millones. Estos objetivos tienen relación directa con su participación en el primer equipo catalán.

Las cláusulas van en bloque. Por cada 10 partidos jugados, siempre que se superen los 45 minutos de juego, el conjunto maño percibirá 250.000 euros. Esta cláusula finalizará en el momento en que se hayan cumplido seis bloques de partidos, es decir, hasta que el Real Zaragoza perciba 1,5 millones. Por lo tanto, para alcanzar ese millón y medio, Sanz deberá jugar 60 partidos más de 45 minutos.

Han pasado ya varios años cuando el jugador fichó por el Barcelona. Entonces, Álvaro Sanz, nacido un 14 de febrero de 2001, ni siquiera llegaba a la quincena de edad. El centrocampista apostó por La Masía y, poco a poco, la decisión va dando sus frutos. Eso sí, como se convierta en un habitual de la escuadra blaugrana, tendrá un precio que beneficiará al Real Zaragoza.

Mientras tanto, varios jóvenes de esa generación que decidieron seguir en las filas zaragocistas hace tiempo que tienen un hueco en el fútbol profesional. Es el caso de Francho Serrano, Alejandro Francés o Iván Azón, que desde el año pasado son habituales en las convocatorias de Juan Ignacio Martínez. De hecho, los dos primeros son titulares habituales en una política de club donde la cantera es una parte primordial.