Jair ha comparecido en rueda de prensa. Foto: Real Zaragoza

El partido que enfrentará al Real Zaragoza y al Real Valladolid estará marcado por el ambiente tenso que se vivirá en los momentos previos al partido y una vez haya comenzado. Por lo pronto, está convocada una concentración frente al palco y se accederá tarde al encuentro. También se ha propuesto una pañolada en mitad del partido. En estas circunstancias, el vestuario zaragocista trabaja para evadirse, y Jair, portavoz del equipo, afirma que son “libres de opinar”.

Después de un fin de semana atípico, los maños volvieron al trabajo “con muchas ganas, fuerza y preparando el partido ante el Valladolid de la mejor manera posible”. Ese duelo Jair no lo ha tildado de “decisivo”, porque acaba de empezar la segunda vuelta, pero sí considera que hay que empezar “ya” a sumar de tres en tres. “El equipo necesita ganar un partido importante para coger moral y tener a la afición con nosotros, que es muy importante”, ha sostenido.

Su situación personal en el conjunto maño ha cambiado recientemente, porque ha cumplido los partidos requeridos para renovar un año más con el cuadro zaragocista. Es algo que celebra “con alegría”, porque estar ligado “a este club y a esta afición” le hace feliz, además de darle estabilidad. Se trata ahora de seguir trabajando, hacerlo bien y dejar a todos contentos, incluyendo al propio Jair.

En cuanto a la situación del equipo, se mira “siempre hacia arriba”, porque son “profesionales y deportistas competitivos”. Esto implica ser conscientes de sus fallos para corregirlos, y uno es la falta de puntería. “Nos falta tirar con más convicción, estar más preparados en la parte ofensiva. Soy de los que más remata, pero sin acierto. Tendré que poner de mi parte para ayudar a los delanteros como ellos nos ayudan en la parcela defensiva”.

La protesta organizada por las peñas en medio de la operación de compraventa del club tampoco es algo que preocupe en exceso a los jugadores, aunque son conscientes de ello. “Tratamos de evadirnos de esos conflictos, pero algo nos llega. La afición es libre de opinar. Tenemos que hacer nuestro trabajo de la mejor manera posible y daremos la cara”, ha declarado en sala de prensa. Todo se solventa venciendo al Valladolid, un equipo que tiene “mucho poder ofensivo”, por lo que deberá emplearse a fondo.

Por último, Jair ha halagado a su excompañero de zaga, Enrique Clemente, que se marchó a la Real Sociedad B, y con el que tiene “una gran relación”. Lo cierto es que el míster ha apostado más por el central luso, por lo que el canterano ha decidido poner rumbo a tierras vascas. Ahora también está encarrilada la salida de Igbekeme y los maños se podrían reforzar en las próximas horas.

NOTICIAS DESTACADAS