El lateral tuvo que ser operado después de un golpe en pleno partido y juega con una máscara. Foto: Real Zaragoza/Tino Gil

Nueva jornada de entrenamientos en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza y, con ella, ha llegado un nuevo protagonista a pasar por la sala de prensa. En este caso, Carlos Nieto ha valorado su situación particular en el primer equipo maño, donde suma ya cuatro temporadas consecutivas. A pesar de que en las tres primeras fue pieza clave, en esta no ha sido así, y ha reconocido que “no está siendo fácil” sobrellevarlo.

Lo cierto es que hasta ahora había contado con muchos minutos y con la vitola de titular, siendo “muy importante”, algo que ha cambiado este año. “Esta temporada no me están saliendo las cosas como esperaba. No he contado con los minutos que podía esperar a principio de temporada y no está siendo fácil”, ha señalado el lateral izquierdo. Para remediarlo, hace “lo mismo que las otras temporadas”, es decir, trabajar “con la ilusión de tener minutos y volver a ser importante”.

En lo deportivo, este parón ha venido bien. Se han producido unos resultados negativos y ahora deben corregir para “encadenar victorias y subir en la clasificación”. Enfrente, el Valladolid no lo va a poner fácil, pero venga quien venga deben ser capaces de ganar. Además de dar “una alegría” a la afición, supondría alejarse de la zona baja y demostrar que lo que quieren es engancharse “a la parte de arriba”.

Para el duelo están programadas una serie de protestas de las que están abstraídos, pero también hay un mercado de fichajes que hace sonar “runrún”. “Nos abstraemos y nos centramos en el trabajo de todos los días. Cada jugador tiene sus situaciones y este mercado crea situaciones especiales, pero el equipo sale a ganar”, ha señalado. La situación es la misma en cuanto a las protestas. “Si están enfadados lo expresan con total libertad, pero como jugadores y como equipo tenemos que intentar cambiar ese enfado por una alegría en forma de victoria”, ha afirmado.

La victoria es innegociable para un conjunto maño que debe revertir la situación del equipo. Es vital reencontrarse con el triunfo, recuperar la solidez defensiva y, sobre todo, dar una alegría a la afición. Los goles deberán escucharse en el estadio municipal para alejarse un poco más de la zona baja y soñar con reengancharse a la famosa “pomada”.

TE PUEDE INTERESAR

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR