Los jugadores del Huesca ya han subido al autobús

En plenas fiestas de San Lorenzo y a falta de tres días para comenzar la competición, la Sociedad Deportiva Huesca ha puesto ya rumbo a Valencia. Los altoraragoneses huyen así de la diversión bulliciosa de la ciudad para concentrarse de cara al duelo ante el Levante, donde es prioritario empezar con buen pie. Eso sí, lo hace sin Sandro ni Álvaro, ambos en la rampa de salida del club.

Lo cierto es que la actitud de Sandro está dejando bastante que desear en el seno del club, y acumula varios días sin entrenar. En las últimas semanas se le ha vinculado a Las Palmas, aunque su deseo es encontrar acomodo en Primera División. Eso sí, no es seguro que pueda suceder tras dos temporadas con escaso protagonismo.

Justo antes de partir ha sido el capitán, Jorge Pulido, quien ha puesto voz al vestuario, ensalzando a los más de 8.000 abonados que ya tienen su carné. Personalmente, él creía que, tras el pasado año, “iba a renovar menos gente”, pero la respuesta “ha sido increíble”. “Debemos estar a la altura y trabajar para devolverles la ilusión”, ha afirmado el capitán.

Pulido tiene ganas de mostrar su mejor versión tras una temporada con más lesiones de las deseadas. Según observa, se está haciendo un buen grupo y puede hacerse una buena temporada. El míster “ha inculcado una idea” y con eso van “a muerte”; se ha visto “un equipo compacto, con ganas de atacar y presionar alto”. “Tenemos que ser un gran bloque para hacer las cosas bien. Veo un grupo optimista, sin quejas, y eso es fundamental para tener ilusión y la unión entre club, afición y jugadores que, creo, nos faltó el año pasado”, ha sostenido.

Terminada la pretemporada, los azulgranas se medirán este viernes al Levante. Es “uno de los favoritos” y el Huesca tiene “un comienzo duro pero ilusionante ante un gran equipo y en un gran estadio”. El capitán tampoco es partidario de marcarse objetivos a largo plazo y reconoce que se equivocaron el año pasado metiendo “presión y grandes metas”: hay que ir “poco a poco”. “Somos un equipo con ganas y ambición y esa será la manera de enchufar a esos más de 8.000 aficionados que nos van a apoyar”, ha sentenciado el central.

NOTICIAS DESTACADAS