Desde la directiva esperan que se traduzca en una ampliación del límite salarial para la plantilla

Punto y final a uno de los principales, que no único, problemas económicos que ha lastrado al Real Zaragoza en la última década. Según ha publicado este viernes el Heraldo de Aragón y ha podido confirmar ARAGÓN PRESS, el club ha liquidado los cinco millones de euros de deuda con Hacienda que le restaban por pagar, y que debía hacerlo en dos pagos durante este año y en 2023, lo que se traduce en un espaldarazo a la viabilidad de la SAD a corto y largo plazo.

Precisamente, arreglar la deuda con Hacienda fue uno de los primeros pasos que ya dio la anterior propiedad, liderada por la familia Alierta, a su llegada al club en 2014. Tras una durísima negociación donde el club aseguraba que estaba en riesgo su desaparición, se firmó un convenio singular por el cual se abonaban inicialmente 3,9 millones de euros en el momento, además de 2,3 millones de euros por temporada en Segunda y 3,7 millones en Primera, sin ninguna quita y con la obligación de destinar un porcentaje de los ingresos extraordinarios al calendario de pagos.

Dos años después, en julio de 2017, el Real Zaragoza y la Agencia Tributaria pactaron una revisión del acuerdo, que afectó a la forma de pago, sin variar ni la cantidad ni el calendario. Ello obligó a abonar en ese momento hasta nueve millones de euros, tal y como exigía Hacienda, para “garantizar la viabilidad económica e institucional” de la SAD.

Ahora, casi tres meses después del aterrizaje de Jorge Mas en el Real Zaragoza, el club ha dado un paso adelante y ha saldado la deuda que mantenía todavía con la administración pública, que ascendía a unos cinco millones de euros. Nada más llegar, el empresario americano realizó una ampliación de capital de 14,6 millones y anunció otra inyección de 6,4 millones para obtener liquidez.

Desde la directiva, tal y como publica Heraldo, esperan que se traduzca en una ampliación del límite salarial para la plantilla. Por el momento, esta medida ya ha permitido inscribir a Francho y a Manu Molina, y se espera que en breve lo haga Giuliano Simeone. También estaría pendiente Iván Azón, pero, al no poder viajar a Las Palmas por lesión, su ficha podría esperar unos días más.

NOTICIAS DESTACADAS