Iván Azón, con tres goles, es el máximo goleador de la pretemporada. Foto: Real Zaragoza

El 3 de agosto recibía Iván Azón un golpe ante el Real Betis que, a priori, parecía que se quedaría en eso: nada más que un golpe. Comenzaron a pasar los días y, poco a poco, llegó la preocupación, porque parecía claro que no iba a llegar al duelo ante Las Palmas. Así fue y, de hecho, el cuadro blanquillo no logró perforar la meta de Vallés. Pero preocupa todavía más el hecho de que este martes todavía no esté trabajando con el equipo.

Apenas faltan tres sesiones de entrenamiento para que el Real Zaragoza tenga fijado un nuevo compromiso liguero. Y ese es el tiempo que queda para que Iván Azón pueda recuperarse y comience su andadura esta temporada en La Romareda. Desde el club se remiten al parte de la contusión, pero lo cierto es que, en un futbolista profesional, acumular casi dos semanas por un mero golpe sin lesión es muy sorprendente.

La conclusión que se pudo sacar del primer partido de temporada, donde a los maños se les vio muy dignos en un estadio complicado, es que falta un nueve. Ya era necesario antes de que Azón se lesionase, pero ahora es una obligación imperiosa. El Real Zaragoza no tiene, a día de hoy, ni un solo delantero centro puro a las órdenes de Carcedo. Narváez cumplió en Gran Canaria, pero se trata de un parche porque no acostumbra a jugar en esa posición.

El problema de hacerlo es el que ha acompañado al Real Zaragoza de los últimos años: no hay ni dinero para fichar ni límite salarial suficiente. Este fue el principal problema que acompañó a la Fundación Zaragoza 2032, que a pesar de todo logró disputar tres playoffs, y los nuevos inversores deberán ir paliándolo.

Clemente tampoco entrena

El que ha seguido al margen también ha sido Enrique Clemente, en la rampa de salida, al menos teóricamente, pero sin equipo por el momento. Si en dos semanas no se ha resuelto su situación, será uno más a las órdenes de Juan Carlos Carcedo, al menos cuando quede completamente recuperado. Caso similar es, entre otros, el de Buyla; y Petrovic y Narváez también tienen opciones de salir si se encuentra una opción que deje a ambas partes satisfechas.

Entretanto, el Real Zaragoza tiene este sábado un nuevo compromiso liguero ante el Levante en el estreno en casa de los de Carcedo. Sumar tres puntos ante uno de los cuadros más poderosos de la categoría supondría dar un golpe encima de la mesa, y empatar o perder empañaría mucho el comienzo de temporada. Los maños ya se preparan y el primer objetivo es claro: recuperar a Iván Azón.

NOTICIAS DESTACADAS