Narváez conduce el balón en su último partido disputado ante la SD Ponferradina. Foto: Real Zaragoza (Tino Gil)

Juanjo Narváez ha sido el nombre más destacado de este último día del mercado de fichajes. El atacante ha abandonado el cuadro blanquillo para poner rumbo a la Primera División española, al Real Valladolid concretamente. Ambos clubes han acordado el traspaso del cafetero y el equipo de Pucela será su nueva casa.

No es la única salida que se ha producido. El cuadro blanquillo y Jannick Buyla han puesto fin a la relación contractual que unía al jugador de Guinea Ecuatorial con el club. Tras sucederse las cesiones a clubes de inferior categoría, Buyla no contaba en los planes de Juan Carlos Carcedo. Y ahora, en el último momento, se ha producido la ruptura del contrato.

La buena cara la ha puesto el canterano zaragocista Miguel Puche. El delantero ha firmado su primer contrato como jugador profesional del primer equipo del Real Zaragoza. Así, el joven jugador quedará unido a la entidad hasta el año 2025. Merecido premio para un hombre de la casa blanquilla.

Quien se queda, al menos de momento, es el lateral izquierdo Dani Lasure. El también canterano, que ahora tiene 28 años, no ha rescindido su contrato con el Real Zaragoza ni se le ha encontrado acomodo. Eso sí, tendrá difícil jugar al tener por delante a Fuentes y a Carlos Nieto por el flanco izquierdo.

Poco más de un mercado de fichajes en el que el Real Zaragoza ha tenido que acertar especialmente en la punta de ataque. Con una defensa contundente, si el delantero garantiza goles, la temporada maña puede ser ilusionante.

NOTICIAS DESTACADAS