El equipo prepara su choque amistoso ante el Granada

Maodo Nguirane ha sido el protagonista este viernes en las filas del Casademont Zaragoza, que va cogiendo ritmo de cara a la nueva temporada. El pívot ha atendido a los medios antes de que el equipo se mida al Covirán Granada en un nuevo amistoso. Allí ha resaltado el papel del nuevo coach, Martin Schiller, al que ha definido como “un gran entrenador” que pone las herramientas para sacar “lo mejor” de ellos.

El jugador se encuentra “feliz” en Zaragoza. Con Schiller se entiende a la perfección, pero también lo hace con un equipo joven que se centra ahora en coger sensaciones. A Nguirane no le importa “que sea amistoso o de competición”, porque va a salir a ganar. Estos partidos preparatorios son importantes para conocer en qué punto se encuentra el equipo.

Lo que ha prometido es “trabajo y humildad”, y está convencido de que puede hacer una buena temporada con el Casademont Zaragoza. Esa es la fórmula del éxito en una campaña donde se quiere mejorar -y mucho- lo vivido la pasada. Poco a poco, corrigiendo y perfeccionando, el cuadro zaragozano quiere salir adelante.

Queda menos para el comienzo de competición, allá por el final de septiembre. Para entonces, el Casademont Zaragoza deberá dejarse los deberes hechos, que no consisten en otra cosa que en probarse y mejorar. Los maños continúan su puesta a punto que continua ante el Granada.

NOTICIAS DESTACADAS