El equipo compitió hasta el final. Foto: Basket Zaragoza

El Balonmano Casademont Zaragoza ha caído derrotado en su partido presentación ante el Balonmano Santoña en un duelo donde el resultado no empañó la ilusión. El conjunto santoñés disputó un gran partido y tuvo en el extremo Cristian Postigo a su mayor peligro. Aun así, los zaragozanos demuestran que están listos la competición.

El choque estuvo marcado desde el arranque por la gran intensidad del juego, siendo algo más fluido el ataque en posicional de los visitantes ante una defensa rojilla que estuvo muy bien escoltada en la primera mitad por un soberbio Jorge Gómez bajo palos (15-17).

En la reanudación, los zaragozanos salieron muy motivados alentados por una grada que no cesó de empujar al equipo, recuperando su desventaja en los siguientes lances.

La experiencia y pulmón de los visitantes, fue haciendo mella hasta el término del partido ante un Casademont aguerrido y con ganas de agradar a los suyos al que le faltó fortuna en algunos lanzamientos (31-33).

LO MÁS VISTO