Borja Iglesias firma un autógrafo a una niña con la camiseta del Real Zaragoza
Por encima de todos, una figura sobresalía entre los gritos de los aficionados zaragozanos: el de Borja Iglesias

Queda desatada la “Españamanía” en Zaragoza. La selección ya ha aterrizado en una capital aragonesa que cuenta las horas que restan para volver a vivir una cita del combinado nacional. Desde el 8 de junio de 2003 no se recibía a España en el templo zaragocista, que se ha vestido con sus mejores galas, inversión de 500.000 euros mediante, para que el cuadro de Luis Enrique reciba el aliento de la afición maña en su último partido en España antes del Mundial de Qatar.

Alrededor de las 13.00 horas aterrizaba la selección en el Aeropuerto de Zaragoza, con Luis Enrique y Rubiales, en medio de un terremoto en el equipo femenino, encabezando la expedición. Por ahí comenzaron a desfilar estrellas del fútbol español como Pedri, Morata, Gavi, Carvajal, Busquets, Rodri o Jordi Alba, que atendían a los aficionados que esperaban pacientemente la llegada del equipo con boli y libreta en mano.

Alrededor de las 13.00 horas aterrizaba la selección en el Aeropuerto de Zaragoza

Pero, por encima de todos, una figura sobresalía entre los gritos de los aficionados zaragozanos: el de Borja Iglesias. Cuatro años después de marcharse entre lágrimas de La Romareda -tampoco hace falta recordar aquí el gol de Diamanka-, el delantero gallego pisará por primera vez el césped del Municipal en el que podría ser su debut con la selección absoluta. La grada ya espera con ansía que Luis Enrique apueste por el “Panda” como delantero. Sus cuatro goles en el primer mes de competición bien le hacen valedor del puesto de “9”.

Nada más pisar Zaragoza, el equipo se ha ido directo al hotel Reina Petronila, donde también les esperaba un grupo de aficionados, para comer y descansar antes de ejercitarse en el césped de una Romareda acondicionada con detalles rojos e incluso el escudo de la selección en el vetusto marcador. Un estadio que para Luis Enrique “destila historia del fútbol”, rememorando los “buenos recuerdos” que le trae la capital aragonesa, donde siempre “era muy difícil ganar”.

«El estadio destila historia del futbol. Ojalá el Real Zaragoza, con mi Sporting, recupere rápido la Primera División y podemos disfrutar del más alto nivel»

Luis Enrique Martínez, seleccionador nacional

Incluso, el seleccionador ha mostrado sus deseos de que el Real Zaragoza vuelva lo antes posible a la élite del fútbol español. “Ojalá el Real Zaragoza, con mi Sporting, recupere rápido la primera división y podemos disfrutar del más alto nivel”, ha afirmado el entrenador, que ha hecho un llamamiento a la afición a no pitar el himno de Suiza y a mostrar “respeto” por el país rival. “Prefiero que metan presión cuando le balón ruede, pero respetar el himno del rival es una cosa muy buena y espero que mañana sea así”, ha resaltado en la rueda de prensa previa al partido.

Hasta la hora del partido, los aficionados podrán pasar el tiempo en la Fan Zone organizada por la RFEF en la plaza del Pilar, convertida en un espacio de ocio y entretenimiento en torno a la selección y el fútbol. Habrá stands de los patrocinadores, exposición de trofeos para hacerse fotografías con la copa del Mundo y las Eurocopas, espacio para ESports y tienda oficial.

NOTICIAS DESTACADAS