Ferran celebra un gol ante Costa Rica
España lidera el grupo tras la goleada. Foto: Selección Española

Fantástico comienzo -quizá inmejorable- de la Selección Española en la Copa del Mundo, culminado con una ilusión que viajó con el equipo a Catar. Los de Luis Enrique no dieron opción de ningún tipo ante una Costa Rica que quedó vapuleada por los dos tantos de Ferrán y los de Olmo, Asensio, Gavi, Soler y Morata. Todo un 7-0 para dar el pistoletazo de salida a un Mundial al que España presenta oficialmente su candidatura.

Sí, por fin, después de cuatro años, la Selección Española volvía al Mundial. Luis Enrique apostaba por Unai Simón en portería con línea de cuatro compuesta por Azpilicueta; Rodrigo y Laporte en el centro de la defensa, y Jordi Alba. Gavi, Busquets y Pedri se ubicaban en el centro del campo y Dani Olmo, Asensio y Ferrán Torres de tridente. En el once se notaba ya la diferencia frente a una Costa Rica liderada por Keylor Navas desde la portería.

Apenas habían pasado cinco minutos cuando llegaba el primer aviso hispánico. Pedri lanzaba un pase majestuoso que caía en las botas de Dani Olmo para quedarse solo ante el meta costarricense. El remate se marchaba lamiendo la cepa del poste cuando se cantaba ya el gol. Corría el minuto 8 cuando otra vez Pedri pondría un caramelito, esta vez para Asensio, pero otra vez se iría muy cerca del palo. Nada más allá del “ui”.

Pero de las lamentaciones al gol habría apenas dos minutos. Gavi filtraba un pase brillante, como los dos anteriores de su compañero, y Dani Olmo conseguía recibir, girarse y rematar para enviar el cuero al fondo de la portería. 1-0 en el minuto 11. Justo cuando parecía que despertaba Costa Rica, llegaría Marco Asensio para, esta vez sí, aprovechar un centro de Jordi Alba y dejar encarrilado el partido con el 2-0 en el 21. Una gran jugada previa la culminaría el delantero del Real Madrid para demostrar que iba a ser un partido cómodo.

A partir de entonces, la Selección se dedicaba a controlar el choque, a moverse en campo rival sin arriesgar, pero sin desperdiciar tampoco la idea de hacer el tercero. Óscar Duarte sería el encargado de dejárselo en bandeja. Allá por el minuto 29, el central cometía penalti sobre Jordi Alba y aprovecharía Ferrán Torres para sumarse a la fiesta. Media hora de juego y ya habían anotado los tres delanteros españoles. Mismo planteamiento tras el tercero y, en esa tesitura, final de la primera parte.

SEGUNDA MITAD

Comenzaba el segundo asalto sin cambios en España de ningún tipo. Tampoco en el planteamiento, firme en la idea de controlar el cuero y no renunciar al ataque. De hecho, en el 47, Asensio probaba sin fortuna desde la frontal enviando alto el cuero, y en el 53 llegaría el 4-0 de las botas de Ferrán Torres. Peleó un cuero que parecía perdido dentro del área después de varios rechaces y lograba empujar para continuar con la fiesta.

Morata, Koke, Balde, Williams y Soler entraban en detrimento de Alba, Busquets, Pedri, Ferrán y Asensio para mantenerlos al máximo de cara a próximos duelos. No podía decirse que bajaba el nivel, porque Baldé y Morata serían protagonistas de una jugada que culminaría Gavi para el 5-0. El jugador del Barcelona emprendía una carrera de cien metros para filtrar un pase al del Atlético. Como Keylor lograba tocar el cuero, este optaba por centrar y Gavi, solo, con el exterior y una clase descomunal, enviaba al fondo de la portería el quinto.

Carlos Soler, tras un mal rechace de Keylor Navas, haría el sexto; Morata el séptimo, y de esta forma, se cerraría el partido. Estreno majestuoso del combinado nacional que arrasó a una pobre Costa Rica. Liderato absoluto para los de Luis Enrique que lograba un saco de goles y confirmaba su candidatura para soñar con todo en el Mundial de Catar.

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR