Cuco Ziganda
Las bajas no permitirán rotaciones al Huesca a pocos días de visitar La Romareda | Foto: SD Huesca

El Huesca regresa a su estadio para medirse al Andorra. Los de Ziganda buscarán poner fin a su racha de partidos sin ganar tras caer en los minutos finales en Ipurua. El mayor impedimento de cara a este martes son las bajas, que tendrán a los altoaragoneses en cuadro, y con el duelo aragonés contra el Zaragoza asomando al final de la semana.

Es baja segura para el primer choque Marc Mateu, según ha confirmado el técnico azulgrana, pero sí podría estar Soko, uno de los sustituidos el domingo por notar “un calambre” antes del descanso. El resto, entre algodones por molestias musculares, a lo que hay que sumar las bajas por acumulación de tarjetas. Son dos, pero de los que más minutos acumulan con el navarro: Timor y Gerard Valentín. Precisamente, la ausencia de este último agrava el problema en la banda izquierda, donde Ziganda no tiene claro qué hacer todavía.

Por ello, no está el Huesca para mirar “de reojo” al encuentro en La Romareda. “No nos sobra gente”, ha contestado el entrenador a la posibilidad de hacer rotaciones.

EL RIVAL

Visita El Alcoraz un Andorra que apunta a revelación de la categoría. A tres puntos de la promoción de ascenso y con un estilo muy marcado. “Tienen mucho la pelota, si ves sus partidos el balón no se lo quita nadie. Es muy incómodo, te pone dudas”, ha descrito Ziganda, sobre su rival del martes. Una forma de jugar radicalmente opuesta al Huesca, que pese a jugar en casa no tiene claro si peleará la posesión y la iniciativa. “Mañana será otra historia”, ha recalcado.

En este escenario, el objetivo es revertir la dinámica de las últimas jornadas, en las que Cuco lamenta la poca fortuna de cara a puerta, porque a su juicio sí se están haciendo bien otras cosas. “Falta saber hacer partidos más completos porque estamos mejor, lo veo entrenando, pero evidentemente hace falta ganar”, ha subrayado.

Uno de esos encuentros casi redondos pudo ser el de Ipurua, donde los locales le dieron la vuelta al marcador en el último suspiro. En los azulgranas, un protagonista, para mal, fue el central Rubén Pulido. Tras conceder un penalti “de VAR” por mano y hacer el segundo en propia puerta, el preparador de los oscenses ha deslizado que no ha hablado con él sobre esas acciones. Más bien, sobre cuestiones tácticas a corregir y no tan “fortuitas”. Y de la visita a Eibar, se queda con lo bueno, como “el primer tiempo”, la “versión defensiva” hasta el empate y el balón parado.

NUEVO FICHAJE

Esta semana, se ha sumado a la plantilla un viejo conocido de Ziganda. Juanjo Nieto, a quien ya entrenó en el Oviedo, ha reforzado el lateral derecho, un puesto donde el míster reconoce que solo contaba con Ratiu como perfil específico. Sin embargo, habrá que esperar para verlo vestido de corto por su estado físico. Si bien está recuperado de su lesión, ahora debe recuperar el rodaje de competición y “ponerse a tono”.

LO MÁS VISTO