El autobús de la SD Huesca llega a la Romareda
Entre gritos y bengalas de un público en su mayoría zaragocista ha llegado el autobús del Huesca

Expectación, rivalidad y ganas de fútbol se han unido esta tarde en los alrededores de la Romareda para festejar la previa al primer duelo aragonés de la temporada. El Real Zaragoza y la SD Huesca se disputan a partir de las 21.00 horas un partido importante para los dos combatientes y para su afición, que ha protagonizado uno de los recibimientos más masivos a los equipos en mucho tiempo. Entre gritos y bengalas de un público en su mayoría zaragocista ha llegado ya el autobús del Huesca, que ha sido recibido con insultos y cierta tensión.

Frente a un Zaragoza que roza el descenso, los oscenses llegan a la capital aragonesa más cerca de arriba que de abajo, aunque últimamente la suerte parece estar del lado de ambos equipos y habrá que esperar a la gran fiesta del fútbol aragonés para comprobar de qué lado se inclina hoy la balanza.

En las últimas semanas, los de Escribá llevan cuatro encuentros sin saborear la derrota aunque solo uno cantando victoria. Una buena racha que se remonta prácticamente a la llegada del técnico valenciano, que solo ha visto perder al Zaragoza en Copa, cuando el Diocesano lo eliminó con facilidad provocando un descalabro histórico del equipo.

El primer duelo aragonés de la temporada ha reunido a la afición en su mayoría zaragocista

Ziganda, por su parte, parece haber dejado claro su estilo a un Huesca en claro progreso, aunque los azulgranas todavía están en trámites de demostrar su solvencia fuera del Alcoraz, donde se han hecho cada vez más fuertes. Al Zaragoza, por el contrario, de poco le servirá jugar en casa si continúa como hasta ahora, porque apenas gana un tercio de los partidos que disputa en la Romareda.

El derbi llega así con la Navidad a la vuelta de la esquina, el zaragocismo hastiado de decepciones y un Huesca que puede presumir de tener la conciencia más tranquila. Pero nada está cantado aún sobre lo que puede pasar esta noche en La Romareda. El estadio vivirá la mejor entrada de la temporada y lo que está claro es que, ganen los suyos o no, cada aragonés disfrutará de esta “fiesta” a su manera.

LO MÁS VISTO