Andrés Fernández ha comparecido antes los medios de comunicación en la previa del partido contra el Burgos.
Andrés Fernández comparece ante los medios de comunicación tras el partido contra el Real Zaragoza. Foto: sdhuesca.es

La SD Huesca ha regresado al trabajo después de disputar el duelo contra el Real Zaragoza en el estadio de La Romareda. Tras el pinchazo, los de Cuco Ziganda quieren mirar hacia delante y centrarse en el último encuentro del año ante el Burgos en El Plantío. Andrés Fernández ha comparecido antes los medios de comunicación y ha confesado cómo se encuentra el equipo ante la derrota y cómo afrontarán el próximo partido del domingo antes del parón de navidad.

El conjunto azulgrana encara la semana tras perder ante el Zaragoza por tres goles a cero. El equipo ha tenido unos días de descanso en los que han podido analizar sus errores para no volver a cometerlos en el siguiente choque: “Estamos levantando el ánimo. Sabemos que el otro día no hicimos las cosas bien, pero lo importante es que el grupo tenga ganas de que llegue el próximo partido para demostrar que somos un gran equipo. El resultado es el que es y no hay que lamentarse. El fútbol y la vida trata de eso y es lo que estamos intentando”, ha declarado el guardameta.

El Huesca no levanta cabeza fuera de casa. Acumula cuatro partidos consecutivos a domicilio con derrota. En las diez jornadas que ha disputado fuera, solo han conseguido seis puntos, unos números preocupantes puesto que son de los peores de la categoría como visitantes: “Es nuestra asignatura pendiente. En muchos partidos hemos estado luchando hasta el final, pero por unas cosas u otras no estamos consiguiendo buenos números fuera de casa. Tenemos que mirar las cosas que hacemos bien en casa y a partir de ahí crecer”, ha comentando Andrés Fernández. “Hay que saber hacer autocrítica y tener la valentía de reconocer las cosas que individualmente y colectivamente no hemos hecho bien para no volver a cometerlas. Crecer y seguir adelante”, ha insistido.

A pesar de la mala racha fuera de casa, el Huesca se encuentra a tan solo cinco puntos de los puestos de promoción, lo que habla de la igualada que está la competición y la posibilidad de seguir soñando: “En la categoría hay pocas diferencias entre unos equipos y otros. Normalmente, los equipos en casa son más fuertes. Tenemos que tener una mentalidad más fuerte fuera de casa y cambiar el chip. Somos un grupo muy comprometido y que quiere hacer las cosas bien ”, ha explicado el portero de la SD Huesca.

“ESTAMOS CON GANAS DE QUE LLEGUE EL PARTIDO DEL BURGOS”

El último encuentro del 2022, el conjunto oscense viajará a Burgos para enfrentarse a uno de los equipos revelación de esta temporada en Segunda División. El conjunto burgalés viene también de una derrota ante el Granada y querrá seguir sumando para mantenerse en la zona privilegiada: “Estamos con muchas ganas del partido del domingo. Sabemos que el Burgos es un rival muy difícil en su campo. Es una prueba muy complicada, pero son retos que al futbolista tiene que gustarle. Nosotros sabemos que venimos de no hacer bien las cosas fuera de casa. Vamos a ver si somos capaces de revelarnos un poco a eso”, ha comentado.

“Hay que trabajar día a día y luego hablar de puntos cuando acabe la temporada. Los de abajo pueden ganar perfectamente a los de arriba. Está todo tan igualado que debemos disfrutar del camino y de cada semana. Esta semana cuesta más por dónde venimos. Hay que reconocer que no dimos la cara y no te puedes esconder. Se pueden buscar excusas y cada uno tendrá su punto de vista, pero la realidad es lo que no queremos volver a cometer ese error fuera de casa”, ha concluido el portero del Huesca.

LO MÁS VISTO